Investigación interna de Casa del Rey para depurar errores en materia de seguridad

El ‘pequeño Nicolás’ se coló en la proclamación de Felipe VI con el DNI de un amigo

Usó una invitación oficial enviada en realidad por Zarzuela a un conocido de su misma edad, que finalmente no asistió al acto

El 'pequeño Nicolás' se coló en la proclamación de Felipe VI con el DNI de un amigo
Francisco Nicolás saludando al Rey Captura

Se coló por el morro el 19 de junio de 2014 en lo actos de proclamación de Felipe VI con el carnet de identidad de un amigo, y que al parecer ya había falsificado en varias ocasiones.

Fue la treta que empleó Francisco Nicolás Gómez Iglesias para poder estrechar la mano de los Reyes, algo que reconoció el propio aludido en la Comisaría de la calle de Rafael Calvo de Madrid el pasado 14 de octubre, cuando fue detenido.

Y así figura además en los tomos del sumario que han dejado ahora de estar bajo secreto, y a los que ha accedido ‘El Confidencial‘, circunstancia que ha obligado a la Casa del Rey a iniviar una investigación interna para depurar responsabilidades y depurar los errores en materia de seguridad.

Un amigo en la India

Según el citado medio, el nombre que reveló en sede policial el pequeño Nicolás y que por tanto figura en el sumario fue el de Álvaro de Pedroso, un chico de su quinta que reside actualmente en la India y al que habría conocido en su etapa de relaciones públicas en discotecas madrileñas, aseguran fuentes de la investigación.

Entre ambos existiría una estrecha relación de amistad, la suficiente al menos como para que los dos jóvenes se pusieran de acuerdo en urdir un plan que ha requerido varias semanas de averiguaciones policiales.

Según la información a la que ha accedido el referido diario, Pedroso logró una invitación del Palacio de la Zarzuela para poder asistir a los actos de celebración del nuevo reinado en las dependencias del Palacio Real. Pero el amigo del pequeño Nicolás no tenía ninguna intención de acudir al evento.

La jueza que instruyó en un primer momento el caso, la magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia número 24 de Madrid, preguntó expresamente al pequeño Nicolás si había falsificado algún documento público a lo largo de su intensa carrera delictiva.

El joven negó esa acusación, pero admitió que se había colado en la recepción de Felipe VI y Letizia empleando el DNI y la invitación de su colega. Es decir, sólo admitió haber suplantado la identidad de otra persona.

La Policía ha confirmado esa versión

Esos datos han podido ser corroborados posteriormente por Asuntos Internos. Al menos en ese punto del relato, el chico habría contado la verdad a la Policía y a la instructora del caso.

Los agentes han podido comprobar que efectivamente el amigo al que se refirió el pequeño Nicolás, Álvaro de Pedroso, figuraba en la lista de invitados oficial de Zarzuela y que la Casa del Rey le envió el correo electrónico y el tarjetón, ambos necesarios para poder acceder a la recepción.

Los investigadores también habrían confirmado que Álvaro de Pedroso cedió posteriormente al pequeño Nicolás esos documentos y que el joven impostor los utilizó para saltarse los controles.

Es decir, que tal y como explicó, no habría falsificado ningún DNI. Sólo habría utilizado el documento de su amigo para introducirse en la recepción, exactamente el mismo truco que emplean los menores de edad para colarse en las discotecas.

Sin embargo, pese a la sencillez del engaño, ninguno de los tres filtros de seguridad que componían el dispositivo de esa histórica jornada pudo detectarlo.

La pregunta que queda por resolver es: ¿cómo logró el amigo del pequeño Nicolás su invitación? Fuentes cercanas a las pesquisas aseguran que Álvaro de Pedroso es también amigo de la empresaria Catalina Hoffmann, propietaria de un grupo de servicios para la tercera edad.

Según las fuentes consultadas, Hoffmann habría mediado para que Pedroso lograra la invitación que luego terminó en manos del pequeño Nicolás.

Una invitación trucada

La defensa del chico aseguró en un principio que había entrado gracias a la ayuda de esta empresaria. Lo cierto es que ella saludó a los Reyes justo antes de que llegara el turno del pequeño Nicolás.

Sin embargo, una portavoz oficial de Hoffmann negó a ‘El Confidencial’ haber tenido algún tipo de relación con este episodio, la misma postura que ha mantenido desde que aparecieron las primeras noticias que la involucraban en el caso.

La portavoz de Hoffmann aseguró incluso que la empresaria ni siquiera ha oído hablar de Pedroso por lo que, insistió, es imposible que mediara para conseguirle un pase.

Este punto requerirá nuevas pesquisas, pero ya se ha aclarado cómo logró apuntarse el pequeño Nicolás su mayor éxito: saludar a Felipe VI y Letizia en el primer día de su reinado en un acto limitado a la élite política, económica y cultural de España.

Te puede interesar

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído