DE PERDIDOS, AL RÍO

Torres Dulce dio un último aguijonazo al Gobierno antes de dimitir

Esa carga de profundidad contra Rajoy fue su último servicio y su forma de preparar el terreno para intentar quedar ante la opinión pública y la oposición como el fiscal inquebrantable

Torres Dulce dio un último aguijonazo al Gobierno antes de dimitir
Torres-Dulce

De perdidos al río, debió de pensar Eduardo Torres Dulce el 26 de noviembre. Aquel día acudió a la Comisión de Justicia del Congreso para presentar la memoria anual de la Fiscalía General del Estado correspondiente a 2013.

Había pasado una semana de la presentación de la querella contra Artur Mas, su vicepresidenta y su consejera de Educación, y por tanto había amainado la polémica. Sobre el 9-N y sobre las supuestas presiones del Gobierno a la Fiscalía.

Allí, en sede parlamentaria, Torres Dulce hizo un encendido alegato en favor de sí mismo y de su trabajo que si entonces sorprendió a los presentes ahora cobra más sentido. Resumiendo, presumió de no haber permitido jamás presiones y de ir a contracorriente del PP.

«Yo no he tolerado nunca que el Gobierno me indique lo que tengo que hacer (…). No creo que a mí se me pueda decir de ninguna manera que soy un fiscal proclive al Gobierno. No voy a descender a más casos, pero yo soy el fiscal que incoó e investigó el caso Bárcenas. Yo soy el fiscal que solicitó la prisión del señor Bárcenas. Yo soy el fiscal que ha sostenido un criterio contrario a Interior en los casos Bolinaga y en el caso reciente del expresidente de Baleares. Yo soy el fiscal que ha defendido públicamente, en contra del criterio de dos diputados del Grupo Popular, al fiscal superior de Murcia ante actuaciones que piensan que son de carácter sesgado políticamente», afirmó.

Y continuó: «Con ello quiero decir que si tengo que sostener una posición contraria al Gobierno, yo la sostengo, por muy costosa que resulte de sostener desde cualquier punto de vista. No me duelen prendas al respecto».

Esa carga de profundidad contra el Gobierno de Mariano Rajoy fue su último servicio y su forma de preparar el terreno para intentar quedar ante la opinión pública y la oposición como el fiscal inquebrantable.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Te puede interesar

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído