Justin Carley, de 12 años, fue advertido hasta 6 veces por su comportamiento antes de que fuera citado por una corte de Manchester

Este niño es un demonio: puede ser condenado a 5 años de cárcel si sigue tirando caca a sus vecinos

El británico acaba de ser sentenciado a 2 años de 'restricción social' por su mal comportamiento

Este niño es un demonio: puede ser condenado a 5 años de cárcel si sigue tirando caca a sus vecinos
Justin Carley Facebook

El ordenamiento fue introducido en el Reino Unido por el primer ministro Tony Blair en 1998 para corregir incidentes menores que no justificarían un proceso penal

El dichoso niño tiene a todo el vecindario cabreado. Lleva años haciendo todo tipo de trastadas, y hasta ahora había salido impune de sus andanzas.

Pero la gota que ha colmado el vaso han sido sus recientes incursiones bicicleta en ristre en la biblioteca de la ciudad donde vive, Manchester, donde pedaleó hasta hartarse entre los libros profiriendo insultos contra todo aquel que le recriminaba su conducta.

EXCREMENTOS

Por si fuera poco, se ha dedicado además a lanzar excrementos de perro en los coches de los lugareños para, acto seguido y como broche de oro, lanzar piedras a diestro y siniestro contra las ventanas de las casas.

Justin Carley, de 12 años, podría enfrentarse una multa o pena de cárcel de hasta 5 años si incumple la orden judicial, según da cuenta ‘Manchester Evening News‘.

El pequeño demonio había sido advertido seis veces sobre su comportamiento antes de que fuera llevado a una corte. Dicho comportamiento comenzó en febrero de 2013 cuando tenía 10 años.

A partir de ese momento comenzaron a llegar las cartas de advertencia a su casa, en marzo, abril, junio, noviembre y diciembre de 2013.

En un inglés mal escrito, el niño puso en Facebook luego de su sentencia:

«Ffs I have got two year asbo and yot down think I will be able to stick with it»,

describiendo con palabras altisonantes que había sido sentenciado a dos años de restricción y que creía que no podría cumplir.

Poco antes había utilizado Facebook para quejarse de que había llegado a la corte a las 9:45 y que a las 14:00 todavía estaba esperando a ser juzgado por «anty soshal behavuare».

Durante el periodo de restricción, Justin no debe de actuar de una forma antisocial o causar problemas a personas que no vivan con él.

Una orden comportamiento antisocial o ASBO es una orden civil formulada contra una persona que se ha mostrado que ha participado en el comportamiento anti social.

El ordenamiento fue introducido en el Reino Unido por el primer ministro Tony Blair en 1998 para corregir incidentes menores que no justificarían un proceso penal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído