La 'guerra' de los López: la palabra de uno contra la del otro

Juan Fernando López Aguilar: «Mi mujer era feliz y enloqueció»

Juan Fernando López Aguilar: "Mi mujer era feliz y enloqueció"
Juan Fernando López Aguilar. PD

Juan Fernando López Aguilar está protagonizando una polémica judicial conducida por la ley que él mismo desarrolló como ministro en el Gobierno de Zapatero, la de violencia de género.

Su exmujer, Natalia de la Nuez, le ha denunciado por malos tratos que él no deja de negar. La imputación le ha valido la suspensión de militancia del PSOE y los tribunales tendrán que decidir.

Hasta que llegue este momento, el eurodiputado y su exesposa se han enzarzado en una lucha de declaraciones contrapuestas, donde ninguna de las dos versiones presenta coincidencias.

«Ella ha sido feliz en el matrimonio y estaba orgullosa de ser mi mujer hasta que surgió otra relación y enloqueció».

Sin embargo, De la Nuez relativiza la infidelidad:

«Es una historia tan vulgar que si lo hubiese hecho con más gracia, le hubiese perdonado. Ella tiene diez años menos y un cuerpo estupendo y yo no voy a competir con eso».

El político socialista asegura que la cosa se torció cuando su ahora exmujer descubrió la infidelidad. En su versión, De la Nuez quería salvar el matrimonio y su familia a toda costa, y empezó a amenazarle con «hundir su carrera y destruirle».

Sin embargo, la versión de Natalia de la Nuez es bien distinta. Asegura haber sufrido maltrato físico y psicológico desde el año 2000, y argumenta que no denunció antes por miedo y que atribuía las lesiones a accidentes domésticos.

«No soy un maltratador», ha insistido López Aguilar.

Extraños hechos registrados policialmente trufan esta batalla verbal.

Los dos incendios que se han producido en la casa que compartía la pareja, y que abandonó el eurodiputado hace meses, y la denuncia retirada del hijo mayor de su exmujer, fruto de una relación anterior, contra su padrastro por malos tratos.

Gorka de la Nuez acabó retirando la denuncia porque su madre se lo pidió, según relata El Mundo, e incluso pidió perdón públicamente por el daño al prestigio que pudiera haber causado a su padre.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído