La Audiencia Nacional ordena al jez Pedraz la reapertura de la causa contra el edil

Zapata, el podemita metepatas en Twitter, tendrá que declarar sobre sus tuits antisemitas

Daniel Portero aseguró que el archivo de la causa no se sostenía y acertó de pleno

Zapata, el podemita metepatas en Twitter, tendrá que declarar sobre sus tuits antisemitas
Guillermo Zapata anunciando su dimisión. 15-06-2015

Acertó de pleno Daniel Portero: «Los que celebran la decisión de Pedraz tendrán que llorar dentro de unas semanas cuando se reabra el caso de Zapata». Efectivamente, la Audiencia Nacional ha ordenado que el concejal de Ahora Madrid declare como imputado

El presidente de la Asociación Dignidad y Justicia dijo el 2 de julio de 2015 en ‘Rojo y Negro’ de Radio4G que estaba convencido de que la causa sobre los tuits antisemitas iba a reabrirse porque el argumento esgrimido por el juez Pedraz para archivarla al recibir una carta de Irene Villa diciendo que no se sentía ofendida no era razón suficiente –Daniel Portero: «Los que celebran la decisión de Pedraz tendrán que llorar dentro de unas semanas cuando se reabra el caso de Zapata»-.

En un auto notificado este 1 de octubre de 2015, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal admite los recursos de apelación presentados por la Fiscalía y Dignidad y Justicia (DyJ), y revoca el auto de archivo de la causa que el juez instructor dictó en julio pasado. A su entender, los comentarios no sólo afectan al «honor individual de una víctima en concreto» sino a «la dignidad de las víctimas del terrorismo y sus familiares como colectivo».

Zapata escribió el 31 de enero de 2011 un tuit en el que decía ‘Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos’, lo que para la Fiscalía entraña «descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas y de sus familiares».

Además de esta publicación, que el edil escribió con un usuario llamado @casiopeaexpres, el informe del Ministerio Público mencionaba un segundo mensaje publicado el mismo día en el que reprodujo un chiste sobre el Holocausto: «¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero». El concejal defendió que puso estos comentarios en el marco de un debate sobre el «humor negro» y sus límites.

El tribunal, integrado por los magistrados Concepción Espejel (presidenta), Enrique López (ponente) y Julio de Diego, considera que no es necesario citar a Irene Villa como testigo, salvo que el juez lo estime pertinente. Villa remitió un escrito al juzgado en el que aseguraba que no se había sentido humillada por estos comentarios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído