La 'performance' de Ribadeo le va a salir cara al personajillo

El ‘pequeño Nicolás’ se va a aburrir de hacerse selfies carcelarios: le piden 11 años de prisión

Están además acusados dos policías locales de Madrid que acompañaban al presunto estafador

El 'pequeño Nicolás' se va a aburrir de hacerse selfies carcelarios: le piden 11 años de prisión
Francisco Nicolás. T5.

Lo cuenta este 24 de septiembre el diario El Mundo y a su protagonista seguro que le ha sentado el café a rayos y centellas cuando lo haya visto.

La acción judicial en el caso Nicolás avanza despacio, pero avanza. Y el primer escalón, el denominado caso Ribadeo, está a punto de concluirse. El juez ya apuntó los posibles delitos cometidos por Francisco Nicolás y ahora son las acusaciones particulares las que están remitiendo al instructor sus peticiones de pena.

Así, la acusación particular, dirigida por la Asociación de Policía Municipal Unificada, ha pedido para el pequeño Nicolás penas que suman hasta 11 años de cárcel, según explicaron fuentes cercanas a la asociación. Le acusa de cohecho, falsificación de documentos públicos y usurpación de funciones.

También ha presentado su escrito la Abogacía del Estado. En su caso, solicita 21 meses de cárcel y una multa para Francisco Nicolás en este denominado caso Ribadeo.
El juez instructor del caso, Arturo Zamarriego, ya había procesado al conocido como el pequeño Nicolás por usurpación de funciones, malversación, falsificación de documento público, estafa y cohecho, por hacerse pasar por un enviado de la Casa del Rey y del Gobierno para organizar una comida con un empresario en la localidad gallega de Ribadeo.

Los representantes encargados de defender los intereses del Estado piden prisión para Francisco Nicolás al considerarle el autor de un montaje encaminado a engañar a un empresario utilizando los símbolos del Estado.

Consideran que el investigado debe ser penado por falsificación de documentos públicos, usurpación de funciones públicas y malversación. Ahora está pendiente el informe de la Fiscalía.

En este caso están además acusados dos policías locales de Madrid que acompañaban al presunto estafador, sobre los que recaen también los delitos de usurpación de funciones, falsificación de documentos y cohecho.

Según el escrito del juez, el pequeño Nicolás se presentó como un enlace entre la Casa del Rey y la Vicepresidencia del Gobierno para organizar un encuentro con el empresario Jorge Cosmen, presidente del grupo Alsa, en el restaurante San Miguel de Ribadeo el 13 de agosto de 2014.

ESTAFAS Y ESPIONAJE

Bajo el pretexto de que a la comida iba a asistir el propio Felipe VI, consiguió que se cortara el tráfico y se asegurara la zona con sendas llamadas al dueño del establecimiento y al alcalde de la localidad.

Finalmente, Gómez Iglesias se presentó solo a la reunión, en una caravana oficial fingida con cuatro coches de alta gama y la escolta de algunas motos, con la colaboración de los agentes de la Policía Local de Madrid que también serán juzgados.

Esta visita a Ribadeo destapó entonces la trama del pequeño Nicolás, ya que Cosmen rechazó su oferta de hacer de «conseguidor» con el intercambio de comisiones correspondiente y, en su lugar, se puso en contacto con Vicepresidencia del Gobierno para preguntar si este personaje tenía relación alguna con ellos.

El caso Ribadeo quedará pendiente del informe del fiscal para que el juez lo eleve y la Audiencia Provincial de Madrid fije fecha para sentar en el banquillo de los acusados a este investigado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído