El ministro de Justicia de España da un serio aviso al independentista Puigdemont

Rafael Catalá: «La temperatura va subiendo y las penas por los delitos del 1-0 también»

"Nadie puede esperar que como consecuencia de esta tensión vaya a obtener un rédito"

Rafael Catalá: "La temperatura va subiendo y las penas por los delitos del 1-0 también"
Rafael Catalá. PD

Es un riesgo la "actitud irresponsable" por parte de algunos dirigentes que están calentando el ambiente como, ha citado, el conseller de Interior, Joaquim Forn

Ni altera la voz, pero la impresión que transmite Rafel Catalá es que no alberga duda alguna. También que no le temblará la mano.

El ministro de Justicia de España ha advertido este 28 de septiembre de 2017, a tres días de la convocatoria del referéndum ilegal en Cataluña, suspendido por el Tribunal Constitucional, que la temperatura «va subiendo y las penas por los delitos también».

Catalá ha avisado a Puigdemont de un endurecimiento de los delitos si declara la independencia unilateralmente.

En declaraciones en Telecinco, el titular de Justicia ha asegurado que, aunque ve «muy inverosímil» que el Gobierno de la Generalitat declare unilateralmente la independencia después del 1-O, este sería «un paso más al proceso de delitos cometidos de los que deben acusar jueces y fiscales».

Catalá ha recordado que se investigan posibles delitos de desobediencia, malversación, prevaricación y, en otra causa, sedición.

«La temperatura va subiendo y las penas asociadas a los delitos también», ha avisado el ministro que también ha dejado claro que sin «minimizar ni trivializar», el día 2 «la vida sigue»:

«Nadie puede esperar que como consecuencia de esta tensión vaya a obtener un rédito. Vamos a sentarnos a hablar como siempre».

Respecto al papel de los Mossos d’Esquadra, ha destacado que es «inimaginable» que un funcionario público se ponga en contra de la ley, los jueces o los fiscales y se ha mostrado convencido de que los agentes de la policía autonómica «estarán a impedir a que se cometan delitos con toda la normalidad el 1-O».

Catalá ha asegurado que en un Estado de derecho cumplir la ley «no puede ser ningún riesgo», en referencias a las advertencias del mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero de que aplicar de forma «estricta» la orden de precintar los locales del 1-O podría acarrear consecuencias «no deseadas».

Ha señalado que lo que es un riesgo la «actitud irresponsable» por parte de algunos dirigentes que están calentando el ambiente como, ha citado, el conseller de Interior, Joaquim Forn, quien ayer denunció que el objetivo de enviar efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil a Cataluña es «alterar el orden» para que «el 1-O haya una reacción que no sea pacífica como hasta ahora».

A juicio del ministro, este tipo de manifestaciones consiguen dividir a la población y crear situaciones muy complicadas, aunque ha reiterado que no habrá ningún referéndum porque no es legal como así lo han declarado los tribunales.

Por eso, ha dicho que ninguno de los elementos que podrían hacer posible esta consulta -urnas, papeletas, censo o colegios- pueden existir, por lo que las órdenes de la magistrada que ha asumido la causa reafirma la tesis de la fiscalía de precintar los colegios.

Jimenez Losantos crucifica a los «tibios, cobardes y miserables» de la Conferencia Episcopal

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído