El jefe de los Mossos era en aquel momento responsable de la División de Investigación Criminal

Las 220 llamadas telefónicas entre un sospechoso Trapero y el narco Carbajo

Las 220 llamadas telefónicas entre un sospechoso Trapero y el narco Carbajo
Manuel Gutiérrez Carbajo y Josep Lluís Trapero TW

Lo del ‘caso Macedonia’ trae cola. La peligrosa amistad del ahora jefe de los Mossos con un conocido traficante de cocaína de Barcelona, se enreda todavía un poco más a raíz de las intervenciones telefónicas dictadas en su día por el juez Joaquín Aguirre. (La peligrosa amistad del sospechoso Trapero con un importante traficante de cocaína).

En las mismas, queda demostrada una profunda red de contactos entre el ahora mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, y el narcotraficante Manuel Gutiérrez Carbajo y que, además, implicarían a sus principales mandos dentro del cuerpo de los Mossos.

Los informes de los Mossos trasladados a instancias judiciales detallan un nutrido tráfico telefónico. En primer lugar figura el propio Trapero, en aquel momento responsable de la División de Investigación Criminal de los Mossos. El número total de llamadas detectadas procedentes del alto mando policial con destino a Gutiérrez Carbajo se eleva a 80. A su vez, el número de llamadas recibidas por Trapero procedentes del narco alcanza el nada despreciable número de 144 contactos telefónicos. En total, más de 220 llamadas entre el jefe de los Mossos y el narco, en poco más de un año.

Según da cuenta ‘OkDiario‘, en la lista de llamadas chequeadas dentro de este operativo figura también Antoni Salleres, subinspector jefe de la Unidad Anticorrupción de la Policía autonómica catalana. El número de llamadas que le realizó Gutiérrez Carbajo asciende a 81. Y el número de las realizadas por el mando policial al narcotraficante escala hasta las 61.

El tercer mosso de cargo relevante en la lista es Josep Montenys, inspector jefe de la División de Investigación Criminal de Gerona. En este caso, las llamadas se realizaron en un volumen de 11 procedentes del narcotraficante. Y de diez en sentido contrario, procedentes del policía y con destino al delincuente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído