La Fiscalía solicitará el arresto inmediato del expresidente de la Generalitat si no comparece

La exconsejera Borràs regresa de Bruselas y comparece en la Audiencia

La juez Lamela tendrá en cuenta la actitud de sujeción al proceso de todos aquellos que acudan a declarar

La exconsejera Borràs regresa de Bruselas y comparece en la Audiencia
Meritxell Borràs. CT

Una de las investigadas a las que no se esperaba, Meritxell Borràs, ha aparecido finalmente este 2 de noviembre de 2017 en la Audiencia Nacional.

Eso significaría que los incomparecentes serían cuatro.

Todos ellos encabezados por Carles Puyigdemont, que sigue su patética ‘huída’ hacia ninguna parte en Bélgica.

Meritxell es hija de Jacint Borràs, uno de los fundadores de Convergencia Democrática de Cataluña.5

Es licenciada en Farmacia y máster en Gestión Empresarial por la Universidad de Barcelona además de haber realizado un curso de Liderazgo Político en el IESE de Madrid.

Trabajó en los laboratorios Menarini durante siete años y en los laboratorios Almirall durante dos años. Es socia de Omnium Cultural, de la Asamblea Nacional Catalana y del F.C. Barcelona.

¿PERJUDICARÁ A LOS DEMÁS GOLPISTAS LA FUGA DE ‘PUCHI’?

Evidentemente, la incomparecencia a una citación judicial perjudica directamente y mucho al que incurre en ella, pero puede tener cierto efecto dominó sobre el resto de investigados en un determinado proceso penal.

Sobre todo si la no presentación no es una sola, sino más de una, y en todo caso si el que se sustrae en primera instancia a la acción de la justicia es quien, en principio, puede tener mayor responsabilidad o más importantes funciones de dirección sobre el colectivo incriminado.

Tal es, sin duda, el caso de Puigdemont , por su condición de president de la Generalitat en las fechas de los hechos, con autoridad sobre todo el resto de personas citadas por la juez Carmen Lamela, ya que se trataba de consellers y, por tanto, de cargos públicos nombrados por el mandatario principal y teóricamente de su plena confianza.

En todo caso, la valoración puede contener elementos muy subjetivos, dependiendo de la idea que se haga la juez de la personalidad y circunstancias de los comparecientes. Normalmente se tienen en cuenta los antecedentes, en el sentido de cuál ha sido su actitud desde el comienzo del proceso, y su situación personal y familiar. En este caso, la investigación acaba de empezar.

La magistrada tendrá en cuenta, sin duda, la actitud de sujeción al proceso de todos aquellos que acudan a declarar. Que vayan es un dato positivo. Computa a su favor. Y también que tengan arraigo, verificable mediante datos relativos a su lugar de residencia, propiedades, patrimonio. Todo ello favorece la idea de que no van a tratar de huir.

También cuenta si tienen bienes en el extranjero, que pudieran facilitar la recomposición de su vida lejos del lugar de origen. O si existen sospechas de que pudieran permanecer en su país, pero para proseguir su actividad delictiva o para intentar la destrucción de pruebas.

En definitiva, se toma en consideración un conjunto de circunstancias, pero el hecho de que el jefe del grupo, por así decirlo, predique con el mal ejemplo, no ayuda a sus antiguos subordinados, por si alguno estuviera tentado de emularle.

Junqueras, increpado tras salir a escondidas de la Consejería: «¿Has ido a destruir papeles?”

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído