Política
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. EP

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha ordenado el traslado de dos presos relacionados con la banda terrorista ETA y condenados a delitos por terrorismo a cárceles cercanas a Euskadi, según ha comunicado este jueves el organismo dependiente del Ministerio del Interior, según recoge Eduardo Loren en huffingtonpost.

Los dos internos que serán trasladados son:

El etarra que intentó asesinar al Rey

Arronategi ingresó en prisión en 1997 y fue condenado a 158 años, 8 meses y 20 días por asesinatos, tenencia de explosivos, pertenencia a banda armada y atentado a la autoridad. En concreto, fue condenado por el intentar matar al rey Juan Carlos durante la inauguración del Museo Guggenheim de Bilbao en 1997. En ese atentado murió un ertzaina de un disparo.

Este preso cumplía condena en la cárcel de Almería, a unos 1.000 kilómetros de Euskadi, con otros siete internos, según el listado de Etxerat, asociación de familiares de los presos de ETA. Arronategi será conducido a la prisión de Zuera (Zaragoza), a 300 kilómetros, donde hay actualmente ocho internos vinculados a la organización terrorista.

A pesar del acercamiento, este preso mantendrá el primer grado penitenciario. Un total de 203 de los 233 presos de ETA recluidos en las cárceles españolas cumplen condena en este régimen, el más duro de la legislación. Arronategi lleva en prisión 21 años. Por tanto, le restan nueve años para llegar al tiempo máximo de cumplimiento efectivo de la condena (30 años).

Este traslado se debe a que el preso se encuentra gravemente enfermo, en concreto sufre una grave patología psicótica por lo que se le aplica el protocolo para evitar suicidios, según publicó El Independiente. Su nombre no aparecía en los listados públicos de presos enfermos por deseo de la familia.

 

Etxerat Presos de ETA en la cárcel de Almería.

 

Una colaboradora distanciada de la banda

Por su parte, Igarriz ingresó en prisión en abril de 2005 y cumplía condena de 15 años y seis meses por los delitos de tenencia de explosivos y colaboración con banda armada. Instituciones Penitenciarias ha destacado en el comunicado que esta presa cumplió tres cuartas partes de su condena en noviembre de 2016 y ha admitido la legalidad penitenciaria.

Igarriz fue condenada por colaborar con el comando Amaiur al alojar a tres terroristas y guardar en un garaje mochilas con explosivos. No tiene, por tanto, delitos de sangre.

El juez de vigilancia penitenciaria, José Luis Castro, le concedió el segundo grado penitenciario en julio de 2018, mientras que la mayoría de presos de ETA están clasificados en primer grado. La junta de tratamiento de Castellón I propuso su traslado a otra cárcel más cerca de su familia.

Esta presa será trasladada de Castellón I, a 550 kilómetros de Euskadi y donde cumplía condena con otros siete reclusos vinculados a ETA, a la cárcel de Logroño, a 190 kilómetros de distancia. En este centro se encuentra ingresado otro preso de la banda.

 

Etxerat

 

Una nueva política penitenciaria

Ambos traslados constituyen el primer movimiento de presos que autoriza el Gobierno de Pedro Sánchez dentro de su anunciada nueva política penitenciaria. El presidente manifestó en agosto que los presos enfermos y los mayores de 70 años tendrían prioridad en los traslados.

El acercamiento en agosto de dos disidentes de la organización, Olga Sanz y Javier Moreno, se gestó con el Ejecutivo de Rajoy, tras la concesión a ambos del tercer grado penitenciario, aunque se ejecutó cuando Sánchez ya estaba en La Moncloa.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora general de Apoyo a Victimas del Terrorismo, Sonia Ramos, se han reunido este jueves con los responsables de la Asociación de Víctimas el Terrorismo (AVT) y Covite. Los responsable de Interior les han comunicado que los traslados de presos serán "puntuales y estudiados".

Instituciones Penitenciarias ha informado de estos dos traslados antes de enviar el comunicado a los medios. "El Ministro Grande-Marlaska ha reiterado su intención de mantener su compromiso de informar a las víctimas del terrorismo de cada movimiento que se realice en este aspecto, siendo la transparencia su máximo objetivo", ha asegurado la AVT en un comunicado.

Por su parte, Etxerat, asociación de familiares de ETA, considera insuficiente este traslado. "Una vez anunciados estos dos traslados a las prisiones de Zuera y Logroño, debemos señalar que, desgraciadamente, no se producen a Euskal Herria y consideramos que no hay ninguna razón para que los acercamientos de presos vascos no se produzcan a la cárcel de Zaballa", ha señalado en un comunicado.

VÍDEO DESTACADO: Pillan al cobarde etarra Troitiño reintegrándose en la banda para huir a Londres