Ha ejercido 24 años en Cataluña

Así hostigan los fanáticos independentistas catalanes al juez Llarena y su familia

Su mujer, fiscal, trabaja en Barcelona, donde han nacido los dos hijos de la pareja. Por su trayectoria, es un "catalán" nacido en Burgos. Hay unanimidad: es un gran juez, discreto y valiente

Así hostigan los fanáticos independentistas catalanes al juez Llarena y su familia
Llarena EE

Entre 400 y 500 personas han recorrido andando este viernes 30 de marzo de 2018 los tres kilómetros y medio que separan Alp, un municipio de Girona, de Das, la localidad donde el juez Pablo Llarena tiene una casa.

La marcha, organizada por el Comité de Defensa de la República (CDR) de Cerdanya, pedía la libertad de los políticos catalanes presos. También tenían un mensaje para el juez instructor de la causa del procés en el Tribunal Supremo: que allí no es bienvenido.

Se convirtió en objeto de la ira de los Comités de Defensa de la República (CDR): «Llarena, aquí no eres bienvenido» podía leerse en los carteles que estos grupos pegaron en la localidad de Das, donde el magistrado tiene una vivienda.

El objetivo de los CDR, tal y como anunciaron los días previos a Semana Santa, era llenar de amarillo Das.

Y así fue: más de medio millar de personas, según datos de ElNacional.cat, cortaron la carretera C-162 entre Alp i Das, en una marcha que pedía la liberación de los presos independentistas, según recoge Juan Luis Galiacho @jlgaliacho en El Español.

Al margen de que su nombre aparezca ahora en los medios de comunicación y a pesar de haber perdido el anonimato, la trayectoria vital del juez Llarena siempre ha tenido un objetivo principal y muy bien marcado: alcanzar el máximo prestigio dentro de la Carrera Judicial.

Esa es su verdadera pasión, en la que comenzó hace ya casi 29 años y donde tiene el número 1.034 dentro del escalafón. Pablo Llarena nació en Burgos un 23 de enero de 1963, el mismo año que Franco visitaba Lleida y que fuera el último que el dictador pisara tierra catalana oficialmente.

Desde su infancia vivió el derecho muy de cerca y con amor. Su padre, Jesús Llarena Chaves, llegó a ser un alto cargo dentro del organigrama del post franquismo y posteriormente abrió despacho propio en Burgos, siendo uno de los profesionales de la abogacía más recordados en los últimos tiempos en la capital castellana.

Además estuvo muy vinculado con el hacer cultural de Burgos, donde llegó a presidir el Orfeón Burgalés, un coro fundado en los primeros días de abril de 1893 estrechamente ligado a la historia de la ciudad.

VÍDEO DESTACADO: Unos pocos partidarios de Puigdemont protestan ante la Embajada de Alemania en Londres

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído