Política
El juez Manuel Marchena. EP

Al juez Manuel Marchena Gómez no le tiembla el pulso (España, si quiere seguir siendo una democracia digna de ese nombre, no puede flaquear ante los golpistas catalanes).

El presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, el magistrado Marchena Gómez, ha remitido este jueves una carta al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en la que solicita el traslado a Madrid de los procesados presos para comenzar la causa del ‘procés' en la última semana de enero de 2019 (Torra exige control penitenciario pleno para poder excarcelar a los golpistas y Sánchez se lo está pensando).

En la misiva, el magistrado da cuenta de los nueve exdirigentes encarcelados preventivamente en cárceles catalanas sobre los que pesan los cargos de rebelión, sedición, malversación y desobediencia.

E informa de que ya se ha abierto el juicio oral y que "en los próximos días vencerá el plazo para la presentación de los escritos de defensa, a los que seguirán "la declaración de pertinencia de las pruebas propuestas" y la fijación de las fechas para el inicio de las sesiones del juicio.

Marchena reclamar al ministerio que "adopte las decisiones que resulten indispensables" para que los procesados presos estén a disposición de la Sala "en la última semana corriente del mes de enero"

Marchena se limita a reclamar al ministerio que "adopte las decisiones que resulten indispensables" para que los procesados presos estén a disposición de la Sala "en la última semana corriente del mes de enero".

Sin especificar los centros penitenciarios de destino puesto que es una competencia de Interior y previsiblemente serán algunos de los ubicados en Madrid, Marchena pone énfasis en que estos traslados se realicen sin "detrimento de la seguridad" necesaria y "en condiciones que respeten su dignidad y el derecho a todo acusado aun proceso sin dilaciones indebidas".

En la carta, el magistrado reclama tener en cuenta estos principios por encima de lo que establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el reglamento penitenciario al respecto

. El artículo 664 de la LeCrim establece que, una vez señalada la vista oral, "los procesados que se hallen presos sean inmediatamente conducidos a la cárcel de la población en que haya de continuarse el juicio". Por su parte, el reglamento penitenciario sustituye la inminencia a la que se refiere la LeCrim por una "antelación mínima de treinta días".

Por eso Marchena advierte de antemano de que el hecho de que sólo queden tres semanas para que se cumpla el plazo que él mismo otorga no debe comprometer la seguridad de los dirigentes a trasladar.

Tras conocerse la petición del Supremo al ministro, el titular de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha informado de que la Generalitat ha ofrecido al Gobierno que sean los Mossos d'Esquadra quienes efectúen el traslado hasta Madrid. "Hemos ofrecido que hagan el traslado los Mossos.

Lo que pasa es que aquí quien decide es el Ministerio de Interior y no nosotros, pero el ofrecimiento está hecho", ha apuntado durante la rueda de prensa en la que se ha hecho balance de la siniestralidad en las carreteras catalanas durante 2018.

El exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras, el exlíder de ANC Jordi Sànchez; el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; y los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Joaquim Forn se encuentran actualmente en la prisión de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), mientras que la expresidenta del Parlament Carme Forcadell está en Mas d'Enric (Tarragona) y la exconseller Dolors Bassa en Puig de les Basses, (Girona).

Tras el plazo otorgado por el magistrado para el traslado, según el cual en la semana del 28 de enero deban estar a disposición del Supremo, hace que la posible fecha para el inicio del juicio se suponga para esa semana.

Si la idea es concentrar la vista los martes, miércoles y jueves a jornada completa, tal y como publicó La Vanguardia, el inicio podría establecerse para el martes 29 de enero o el siguiente, el 5 de febrero.