Política
Inaki Urdangarín en la prisión abulense de Brieva. EP

Son ya ocho meses en completa soledad, y todo pasa factura. Iñaki Urdangarin no quiere seguir en semejante situación por más tiempo y, caso de que no prospere su recurso contra la decisión tomada por la Junta de Tratamiento a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, pedirá ser trasladado a otro centro. (La infanta Cristina está que se sale de contenta con una buena nueva del 'conquistador' Urdangarin).

Desde el entorno del cuñado de Felipe VI se habla ya de la "mala elección de centro penitenciario", que se eligió porque ofrecía muchas ventajas logísticas pero sin tener en cuenta la soledad, gran enemigo del preso, según da cuenta 'Informalia' (Los secretos del 'vis a vis' que mantuvieron en plena celda la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin ).

Solo las visitas de su mujer, familiares e hijos le consuelan. Ni siquiera la bicicleta estática y su afición por el deporte que puede practicar atenúan su tristeza (La verdad sobre los rumores de una preocupante dolencia mental del desesperado Urdangarin ).

Esta semana, la Junta de Tratamiento de la cárcel de Ávila ha acordado mantener a Urdangarin en segundo grado por cinco votos frente a dos en contra, lo cual significa que no puede salir.

El yerno del rey Juan Carlos está condenado a cinco años y diez meses de prisión por el Tribunal Supremo, pena que cumple en la cárcel de Brieva. Desde el 18 de junio fue clasificado en segundo grado, con lo cual no podría obtener permisos de salida hasta finales de este año, una vez que haya cumplido la cuarta parte de su condena.

Sin embargo, la Junta de Tratamiento de esta prisión abulense se ha reunido para votar sobre las condiciones carcelarias del marido de la Infanta Cristina y el posible acceso a régimen abierto, es decir, a tercer grado, antes de tiempo.

Como señala El Español, solo dos de los siete miembros que la componen han votado a favor de que el imputado pueda disfrutar de salidas los fines de semana, así que de momento se quedará como está.