Política
Cayetana Álvarez de Toledo (PP). EP

Es la gran sopresa del PP (Cayetana Álvarez de Toledo sigue reventándolo en la campaña: desencaja en directo a la insufrible y gritona Elisa Beni ).

Se ha erigido Cayetana en la sensación mediática de la campaña de Pablo Casado. Un milagro considerando el punto desde donde arrancaba el PP catalán tras el fracaso en las últimas autonómicas y la amenaza (fantasma o no) de VOX.

Le ha echado 'huevos' y ha conseguido lo que parecía imposible: dinamizar dxe verdad la campaña y perfilar a los populares donde buena parte de su antiguo electorado los ha querido siempre (Cayetana Álvarez de Toledo deja tiritando a la presentadora de TV3: "Esto es una TV residual que ha participado en un golpe de Estado").

La candidata del PP por Barcelona a las elecciones del 28-A, Cayetana Álvarez de Toledo, ha tachado este viernes de "auténtico escándalo" las ruedas de prensa de los líderes independentistas desde la cárcel autorizadas por la Junta Electoral Central (JEC) (El golpista Junqueras mete presión a Sánchez anunciandole desde la cárcel el inquietante precio que le cobrará ).

"¿Por qué se aceptan ruedas de prensa para los señores Sànchez y Junqueras y no para cualquier otro preso por corrupción o violación?".

Eso se ha preguntado en una rueda de prensa y ha emplazado al líder de ERC a pedir perdón por el daño moral que, en su opinión, ha infligido a la sociedad catalana.

"Se trata a los presos nacionalistas, golpistas, como si en el fondo fueran presos de primera categoría, y no lo que son: procesados por gravísimos delitos contra la democracia".

Considera que "una cosa es no ser una democracia militante, y la otra es ser una democracia estúpida", argumentando que el nacionalismo y el constitucionalismo no son posiciones equiparables, porque el constitucionalismo, afirma, es el único que defiende que los espacios públicos sean neutrales (La Junta Electoral pone alfombra roja a Junqueras: el golpista también dará mítines y entrevistas desde su celda).

Para ella, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiende la mano a los partidos independentistas buscando "su propio indulto", puesto que fueron los votos de sus formaciones los que le permitieron ganar la moción de censura, ha argumentado.

Aunque ha dicho estar abierta a revisar algunos aspectos del sistema de financiación de las autonomías, ha negado que en Cataluña exista "expolio alguno", y se ha mostrado partidaria de medidas que refuercen la presencia del Estado en Cataluña si su partido consigue formar gobierno,por ejemplo, a través de la Ley de Seguridad Ciudadana.

También ha recriminado al director de TV3, Vicent Sanchis, que, pese a estar procesado por desobediencia, siga al frente de una cadena que "todos pagan y a la mitad humillan" y cuya programación solo puede verse con un lazo amarillo en la solapa, ha dicho literalmente.