'Operación Kitchen'

Villarejo y los comisarios del robo de ‘material’ a Bárcenas se quedaron 600.000 euros de fondos reservados

Villarejo y los comisarios del robo de 'material' a Bárcenas se quedaron 600.000 euros de fondos reservados

Menuda panda (Un tercio de los ‘maleantes’ imputados en el ‘caso Villarejo’ son policías).

Lo cuenta todo, con lujo de detalles, ESTEBAN URREIZTIETA este 1 de febrero de 2019 en ‘El Mundo’: «Mandos policiales que intervinieron en la operación Kitchen ingresaron en sus cuentas bancarias personales más de 600.000 euros en efectivo durante los últimos años procedentes de fondos reservados del Ministerio del Interior».

La investigación del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional ha acreditado abundantes ingresos de dinero en metálico en los depósitos personales de algunos de los comisarios imputados por haber participado en el operativo para espiar al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, y arrebatarle su arsenal documental contra la cúpula del partido (La Policía entra en la sede de la web Moncloa.com por la ‘discoteca’ del comisario Villarejo).

Las pesquisas llevadas a cabo por el juez Manuel García Castellón junto a la Fiscalía Anticorrupción han podido documentar la existencia de estas operaciones con fondos de procedencia en apariencia desconocida durante un plazo que se prolonga durante al menos cinco años y en el que se repite de manera periódica la misma y rudimentaria mecánica.

Algunos de los destacados integrantes del operativo policial, que estuvo comandado por el comisario José Manuel Villarejo, en estos momentos en prisión acusado de liderar una organización criminal, y del que formó parte, entre otros, el también mando policial Enrique García Castaño, realizaron ingresos periódicos en sus depósitos bancarios de varios miles de euros.

Las cantidades partían de los 1.000 euros y superaban en ocasiones con creces los 5.000.

Según ha podido confirmar este periódico a través de fuentes policiales, estos fondos procedían de lo que se denominaban «gratificaciones» y que se entregaban en sobres y en mano a los policías que participaban en operaciones consideradas de alto riesgo.

Las mismas abarcaban desde las vinculadas al terrorismo como a la referida Kitchen, en la que se acabaron sustrayendo documentos y agendas personales de Bárcenas que nunca fueron entregados al juez que investigaba al ex tesorero popular.

Las mismas fuentes aseguran que el sistema de pago de estos sobresueldos fue institucionalizado desde hace décadas y continuó hasta fechas muy recientes, a pesar de los escándalos que salpicaron los gobiernos de Felipe González por el desvío de estas remesas de fondos públicos. Estos abonos se nutrían de las partidas de fondos reservados de las que disponía la Secretaría de Estado de Interior.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído