LAS MEMECES DEL INDEPENDETISMO EN CATALUÑA

Diario del juicio del ‘procés’: los mandos de los Mossos señalan a Puigdemont y a los golpistas en el banquillo

Un segundo exjefe de los Mossos declara que intentaron disuadir al Govern independentista de que celebrara el 1-O por seguridad

Diario del juicio del 'procés': los mandos de los Mossos señalan a Puigdemont y a los golpistas en el banquillo
Emilio Quevedo Malo testifica en el juciio a los golpistas del procés catalán. EP

Se les está poniendo color de hormiga la cosa a los golpistas catalanes (El vídeo del patadón en la cabeza a un guardia civil con la ‘trampa del Fairy’ que deja KO a los pringosos golpistas).

El que fue máximo responsable de la Comisaría General Técnica de Planificación de la Seguridad de los Mossos d’Esquadra en la jornada del referéndum del 1-O Emilio Quevedo Malo ha confirmado este 11 de marzo de 2019 ante el tribunal que juzga el procés independentista que la policía autonómica advirtió hasta en dos días diferentes -26 y 28 de septiembre de 2017- de los riesgos previsibles si se mantenía la convocatoria (Losantos se pitorrea de la performance de Mayka Navarro imitando a la jueza acosada por los golpistas).

Durante su declaración como testigo en el juicio que se está celebrando en el Tribunal Supremo, este comisario de los Mossos se ha manifestado en la misma línea que el exjefe de la Comisaría General de Información de los Mossos d’Esquadra Manuel Castellví, cuya testifical ha concluido este lunes.

A preguntas del fiscal Javier Zaragoza ha explicado que en un primer lugar, el mayor de la policía autonómica, Josep Lluís Trapero, se reunió el 26 de septiembre de 2017 con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, con el exvicepresidente Oriol Junqueras y con el exconseller de Interior Joaquim Forn, donde les manifestó ‘la preocupación que había en los Mossos por la situación que había en general en el país’.

En ese encuentro, sobre el que ha dicho que no asistió, también se les planteó la posibilidad de desconvocar el referéndum y se les insistió en que ‘indudablemente’ los Mossos iban a cumplir con el mandato del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya de actuar como ‘policía judicial’.

Sí que estuvo presente en la reunión que tuvo lugar dos días después, solicitada por Trapero, ya que la anterior ‘no había tenido éxito’, para volver ‘intentar disuadir a los máximos responsables del Govern de la Generalitat’ de que no siguiesen adelante con su intención de celebrar la consulta, ha apostillado.

En esta reunión -«de carácter poco habitual», ha indicado- se les reiteró dicha ‘preocupación’, así como la ‘disconformidad’ del cuerpo por las manifestaciones públicas realizadas por parte de miembros del Govern, como Forn, en las que, a su entender, se proyectaba a la ciudadanía la ‘prevalencia’ entre la actuación policial y el cumplimiento del mandato judicial.

Preguntado por el fiscal sobre si les advirtieron de la posibilidad de una «alta movilización de personas» que podrían generar problemas de seguridad, Quevedo ha respondido que fue Castellví quien lo expuso y que puso como ejemplo que se podrían dar ‘enfrentamientos entre favorables y contrarios al referéndum’. Asimismo, ha afirmado que uno de los escenarios previstos era los choques entre las fuerzas policiales y los concentrados en los colegios electorales.

Aún así, ha añadido que, pese a esta advertencia, Puigdemont aseguró que sus planes seguían en pie porque el Govern «tenía un mandato que cumplir y lo iban a llevar adelante porque tenían un mandato avalado por resultados electorales».

Ha indicado que Junqueras sólo señaló que creía que «no habría ningún tipo de resistencia» contra los agentes de la policía.

Quevedo ha explicado que Forn no intervino en aquel encuentro pero que «Junqueras dijo que no habría ningún tipo de resistencia» y que «cuando los agentes intervinieran, la gente iba a dejar que pacíficamente los cuerpos policiales actuaran» para cumplir con el mandato judicial de cerrar colegios y requisar las urnas.

«Es obvio que ellos conocían que una cosa y otra era incompatible», ha añadido Quevedo. El alto mando de los Mossos ha cargado contra el Govern, que usaba «muy inadecuadamente» la «contraposición» entre los principios de intervención policial y el cumplimiento del mandato judicial.

«Lo proyectaba en términos de opciones, como si hubiera que decidir si una cosa tenía prevalencia sobre la otra».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido