XENOFOBIA, INSOLIDARIDAD, SECTARISMO, VIOLENCIA Y ODIO EN LA CATALUÑA INDEPENDENTISTA

Ferran Jolis, el CDR arrepentido, pide perdón a la Guardia Civil y canta ante el juez: «Torra quería ocupar el Parlament, iba a activar la independencia»

El plan estaba claro: asaltar el Parlament de Cataluña, atrincherarse dentro ‘derribando a los mossos’ y defenderlo durante siete días, y no de cualquier manera.

La idea era que Quim Torra, el xenófobo president de la Generalitat, se encerrara una semana en su interior el mismo día que trascendiera la sentencia contra los golpistas del ‘procés’.

¿Para qué?… Para proclamar la República Catalana. ¿Con quién? Con un ‘grupo secreto’ autodenominado «CNI catalán» (detrás del que parece que está Torra) con la ayuda de algunos miembros de la facción más violenta de los CDR (Comités en Defensa de la República).

Parece el guion de una película de ciencia ficción, pero la historia es real.

Así se desprende del sumario de la causa abierta en la Audiencia Nacional contra los CDR detenidos por terrorismo.

«Me calenté, fue un grave error por mi parte del que me arrepiento eternamente. Quiero colaborar».

Ferran Jolis, uno de los miembros de los Comités de Defensa de la República implicados en la operación Judas, arrancó así su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón y el fiscal Miguel Ángel Carballo, celebrada el pasado 26 de septiembre.

Antes había relatado durante seis horas ante la Guardia Civil cuál había sido su misión en los CDR, centrada en los aspectos de ciberseguridad informática y establecimiento de comunicaciones seguras.

Aseguró que lo hacía por dinero: «Cada asistente a las charlas de informática me pagaba 10 euros y por montar tarjetas en los teléfonos también me ganaba un dinero y con eso comíamos en casa. Vi una oportunidad de ingresar dinero».

Fue a preguntas del fiscal cuando el arrepentido Jolis mencionó al presidente catalán Torra, conocido entre los CDR como Gandalf. Los CDR se referían a Puigdemont como ‘Lisa’.

La pregunta se refería al plan de los CDR de ocupar el Parlament el llamado ‘día D’.

El sumario de la ‘operación Judas’ y los vídeos con las declaraciones de los CDR encarcelados por ‘terrorismo’, ponen los pelos como escarpias.

Uno de los detenidos, Jordi Ros, asegura durante su declaración que se arrepiente y pide disculpas a los agentes.

«Me arrepiento mucho de lo que hice. Pido mil disculpas a todo el mundo. Soy humano y a veces los humanos cometemos equivocaciones. Pido disculpas a los agentes que han hecho horas extra por mi culpa, por mi error».

El informe de la Guardia Civil, incorporado al sumario, pone el foco sobre dos de los arrestados, ambos en prisión provisional desde septiembre, cuando se inició la Operación Judas: Ferrán Jolis y Xavier Buigas.

Una conversación telefónica entre ambos el 8 de octubre de 2018 arroja luz a la historia.

En ella, Buigas le traslada a Jolis que ha recibido el encargo de un grupo secreto, denominado CNI Catalán, para establecer una comunicación «segura e indetectable» durante el asalto que este grupo quería llevar a cabo en el Parlament.

Según indica Buigas, este grupo disponía «de infraestructura organizada a nivel ‘técnico’ y ‘táctico’, así como de amplios recursos económicos y capacidad para movilizar a miles de personas».

«Le dijo [a Jolis] que la ocupación se realizaría por la puerta principal del Parlament, ya que se les facilitaría el acceso desde el interior, y que un reducido grupo de personas cooperarían con el mencionado CNI para alquilar inmuebles y locales que les proporcionarían seguridad y el establecimiento de bases de ‘intendencia'».

Ahí entra en juego el papel de Jolis, con amplios conocimientos informáticos y en telecomunicaciones y a quien la Guardia Civilatribuye la creación de los ERT -la facción más violenta de los CDR-. Le necesitaban para confeccionar una red securizada e indetectable que permitiera las comunicaciones entre el interior y el exterior del Parlament -entre Torra y Puigdemont- para «echar pa’lante lo de la independencia».

Ahora bien, ¿quién movía los hilos? Jolis, durante los interrogatorios, no dio nombres. Aseguró que no recordaba quién estaba detrás del encargo, pero sí soltó una bomba, pues otro de los investigados le dijo que «venía de arriba, de parte de Presidencia» y que «la intención era que Torra (con nombre clave Gandalf) se quedara encerrado dentro para el día D [el de la sentencia al procés]».

«Querían garantizar las comunicaciones una semana. No había límite de gastos».

Aunque finalmente terminó desvinculándose del proyecto, les dibujó un «croquis» para que supieran «montar unas antenas en unos pisos de alquiler para poder dar WIFI dentro del Parlament».

El detenido explicó a los investigadores que tuvo la intención de reportar los planes del asalto a la Cámara catalana a la Policía, hasta que supo que estaba el president de la Generalitat detrás: «Iban a abrir desde dentro y como estaba Torra…».

Además del asalto, la idea de los CDR detenidos el pasado 23 de septiembre de 2019 pasaba también por organizar cortes de carreteras multitudinarios de manera que los Mossos no tuvieran capacidad de desalojarlos y el Gobierno se viera obligado a enviar al Ejército.

«Sería una victoria, el Ejército aquí […]», se escucha a uno de los detenidos en conversación telefónica.

«Sería lo mejor», dice su interlocutor.

«Y que nos desaloje el Ejército. Sería como el 1 de octubre», comenta el primero.

Al otro lado del teléfono, una respuesta tajante y afirmativa: «Exacto«.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído