XENOFOBIA, INTOLERANCIA, SECTARISMO VIOLENCIA Y ODIO EN LA CATALUÑA INDEPENDENTISTA

El xenófobo Torra debe ser detenido y juzgado por golpista peligroso

El xenófobo Torra debe ser detenido y juzgado por golpista peligroso
Quim Torra. PD

La difusión del sumario abierto contra los miembros de los CDR imputados por terrorismo por la Audiencia Nacional ha reafirmado lo que era un secreto a voces: que se trataba de una célula perfectamente organizada para realizar actos violentos y que estaba en contacto con Puigdemont y Torra.

Los detenidos reconocieron ante el juez Manuel García Castellón no sólo su integración en el grupo desarticulado, sino la posesión de materiales para la fabricación de explosivos.

También ratificaron los contactos con Torra y la implicación que este iba a tener en la toma del Parlamento catalán, donde se encerrarían y proclamarían la independencia de la «república» de Cataluña. Son declaraciones que tienen que ser confirmadas por la investigación judicial, pero con el valor de proceder de personas que asumen su participación en hechos delictivos muy graves, por los que se encuentran en prisión provisional.

La sociedad catalana está al borde del abismo moral y político al que ha sido llevada por el independentismo.

Los 7 fanáticos CDR catalanes arrestados por la Guardia Civil y acusados de preparar atentados terroristas.

Los CDR detenidos por terrorismo son la exposición pública de un proceso más amplio de degradación de la calidad democrática de Cataluña.

También de su pérdida de moral pública, con unos dirigentes que se han instalado directamente en la connivencia con los violentos.

La aparición de carteles contra periodistas y el acoso a los dirigentes de la oposición constitucionalista sólo confirman que el separatismo ha llevado a Cataluña al umbral de la década de los años treinta del siglo pasado.

Los CDRs detenidos Jordi Ros y Ferrán Solis declaran en la Audiencia Nacional.

La acción determinante y firme del Estado en Cataluña es la única opción para garantizar la supervivencia del régimen constitucional y democrático, porque el diálogo con el separatismo resulta ya inviable.

Sólo es admisible una aplicación implacable de la legalidad penal y constitucional, que lleve de forma inmediata a la destitución y la investigación de Torra como presunto colaborador de una célula terrorista.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído