EL GOBIERNO SOCIALISTA, SUS AMIGOS, SOCIOS Y COMPINCHES

Sánchez fuerza a la Abogacía del Estado a pedir al TS que deje salir de la cárcel a Junqueras

Sánchez fuerza a la Abogacía del Estado a pedir al TS que deje salir de la cárcel a Junqueras

La única incógnita es la fecha, porque el ‘Pacto de la Vaselina’ entre el PSOE y los golpistas catalanes esta cerrado.

A falta de unos ‘flecos’, según los propios independentistas de ERC.

Todo se ha fraguado contra la Ley, contra España y en la más absoluta oscuridad.

La última claudicación de Pedro Sánchez ha sido forzar a la Abogacía del Estado a pedir al Tribunal Supremo que ponga en libertad a Oriol Junqueras para que pueda acreditarse como eurodiputado tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE.

Es el ‘gesto’ que le exigían sin rubor los de ERC y el líder socialista, obsesionado por seguir durmiendo en ese colchón de La Moncloa que mando cambiar apenas prosperar la moción de censura para desalojar a Mariano Rajoy, lo ha hecho confiando en que la memoria d elos españoles es muy corta y que en el fragor d elas fiestas navideñas se pasará por alto.

Una vez más el líder del PSOE y todo su partido, barones regionales incluidos porque son cómplices en esta tropelía, sitúa una instituciones del Estado como la Abogacía al servicio de sus mezquinos fines políticos.

Conviene subrayar que Oriol Junqueras está en la cárcel condenado por golpista. La sentencia que pesa sobre él es firme y conlleva una inhabilitación aparte de su pena de prisión.

De hecho, la inmunidad que el Tribunal de Luxemburgo reconoce a Carles Puigdemont o a Junqueras ya ha decaído en el caso del segundo, toda vez que ya ha sido condenado con todas las garantías.

Por eso, lo relevante es la claudicación política de Sánchez, que intenta utilizar de nuevo a la Abogacía del Estado como ariete en la estrategia del PSOE, frente a la firmeza demostrada por la Fiscalía, que se resiste a cualquier apariencia de sumisión a los intereses de La Moncloa.

Este 23 de diciembre de 2019, los fiscales del TS pidieron al juez Llarena que reclame al Parlamento Europeo la suspensión de la inmunidad concedida a los fugados Puigdemont y a Comín, y que mantenga las órdenes de busca y captura que pesan sobre ellos.

También planteó a Llarena que envíe con urgencia los suplicatorios para que la Cámara de Estrasburgo permita que se juzgue a ambos en España, ya que siguen en rebeldía y con una orden vigente de prisión provisional.

Inmunidad no equivale a impunidad, y es una falacia del independentismo sostener que Europa ha desactivado el juicio penal de Junqueras y el resto de líderes sediciosos.

La Fiscalía ya ha dejado claro que ambos fueron incluidos en las listas electorales europeas siendo plenamente conscientes de las limitaciones que comportaba su situación procesal.

Frente a eso, la constante claudicación de Sánchez frente a los golpistas, el silencio avergonzado de los dirigentes del PSOE, las maniobras de sus diputados, las fotos con los proetarras de Bildu, los abrazos con los independentistas, los bailes de Iceta y todo el circo, sólo producen vergüenza.

A nosotros, a los que nos sentimos españoles, porque ellos, los claudicantes, no saben ni lo que es eso.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído