Manuel Christopher Figuera ha afirmado en una entrevista cuál era el contenido de las maletas transportadas hasta la Embajada de Venezuela en Madrid

Un exdirector de la Inteligencia chavista confirma la exclusiva de Periodista Digital: esto había en las maletas del ‘Delcygate’

Un exdirector de la Inteligencia chavista confirma la exclusiva de Periodista Digital: esto había en las maletas del 'Delcygate'
José Luis Ábalos, la Policía Nacional y Delcy Rodríguez PD

La dictadura venezolana logró introducir, a través del polémico viaje de Delcy Rodríguez a Madrid, unas 40 misteriosas maletas a España. El equipaje fue transportado dentro de la bodega del avión Dassault Falcon 900LX (con matrícula TC-AKE, propiedad de la empresa turca Ak Havacilik ve Ulastirma) hasta “un vehículo de la embajada venezolana en España”, que “salió del aeropuerto sin pasar ningún control de seguridad”, según ha publicado Antonio Rodríguez y Alberto Sanz en VozPópuli.

Fuentes cercanas a la Embajada chavista en Madrid confirmaron, el pasado 14 de febrero, a Periodista Digital que en el interior del equipaje transportado por Delcy Rodríguez junto a la delegación chavista que aterrizó en Madrid “había principalmente dos cosas. La primera, grandes cantidades de dinero que tienen por finalidad ayudar al embajador Mario Isea a realizar los pagos a sus trabajadores y colaboradores españoles. Además de un cuota de lingotes de oro que son similares a los que se llevaron hasta Turquía para su venta ilegal”. No obstante, indica que “si bien todo apunta a que una parte del dinero tiene por finalidad partidos españoles de izquierda, aún no hay forma de demostrarlo”.

Unos datos que acaban de ser confirmados por Manuel Christopher Figuera, quien fue hasta hace diez meses el director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional de Venezuela (Sebin). En una entrevista con esRadio, ha reconocido que conoce bien a la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez: «Sé de la influencia que ella y su hermano, el ministro de Propaganda, tienen sobre Nicolás Maduro». Por eso cree que el dictador venezolano la eligió a ella para venir a España en una misión que ha calificado como «más propia de James Bond».

El exdirector de la Inteligencia venezolana está convencido de que el objetivo de Delcy Rodríguez era más que claro: «Comprar posiciones políticas con oro y dinero». Figuera ha explicado que esta técnica ya les ha servido «en países de América, Asia y África que aún apoyan a Maduro» y que ha servido para asegurarse «abstenciones o posiciones contrarias a la libertad» en la Organización de Estados Americanos (OEA) o en la Organización de Naciones Unidas.

«No puedo decir exactamente lo que llevaban esas maletas pero todo indica a que iban dos insumos con los que ellos trafican: oro y dinero para las embajadas y sus operaciones en Europa. Seguramente llevaban dinero para comprar voluntades y pagar deudas a funcionarios», ha aseverado indicando además que, aunque el número de maletas que trajo Rodríguez a España será determinado por las autoridades judiciales, sus informadores de dentro del régimen dictatorial de Maduro le indican que transportaron «un número menor» de las cuarenta maletas de las que se habla en la prensa española.

Zapatero y el dinero «manchado de sangre»

A pesar de que el objetivo principal del viaje de Delcy Rodríguez a España fuera traer oro y divisas, Figuera ha relatado que hay más intereses ocultos tras él. Uno de ellos sería «concretar la negativa del gobierno de España para recibir al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y tratar así de generar un efecto dominó en otros países de la Unión Europea». El otro interés sería «adelantar algunas conversaciones con Pablo Iglesias y José Luis Rodríguez Zapatero».

Figuera considera que es de todos conocida «la estrecha relación» entre Zapatero y Delcy Rodríguez y que la misión principal del expresidente en Venezuela es «lavarle la cara al régimen haciendo las veces de certificador de transparencia de un régimen totalitario que tiene al 80% de su población sometida al hambre, la miseria y la precariedad».

«Es evidente que actúa como operador político del régimen», ha dicho y ha estimado que, aunque no conoce la cantidad exacta que cobra Zapatero, «debe ser mucho dinero». «Lo triste«, ha relatado, «es que todo ese dinero que recibe sin pudor alguno es dinero manchado de sangre que se usa para financiar su vida política en el mundo».

Figuera ha explicado también los privilegios de los que disfruta el expresidente cuando viaja a Venezuela. Entre ellos está el viajar en aviones de PDVSA, la compañía estatal Petróleos de Venezuela. Sobre Pablo Iglesias y sus vínculos con el régimen venezolano, Figuera ha insistido en que su relación con los representantes del régimen es «notoria».

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído