El ahora letrado fue declarado culpable de colaborar en el secuestro de Revilla y en 1996 fue condenado a una pena de 14 años de prisión.

El terrorista Josu Ternera ficha a Gonzalo Boye, abogado de Puigdemont, para tratar de impedir su extradición a España

La Justicia gala se pronunciará el próximo 4 de marzo sobre la reclamación de entrega a España del asesino etarra

El terrorista Josu Ternera ficha a Gonzalo Boye, abogado de Puigdemont, para tratar de impedir su extradición a España
Gonzalo Boye y el histórico dirigente de ETA Josu Ternera. EP

El diablo los cría y ellos se juntan. Tiene su lógica, porque el viejo terrorista de ETA y el ahora letrado han comido siempre en pesebres muy similares.

El que fuera dirigente de ETAJosé Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, ha fichado como abogado defensor al letrado Gonzalo Boye, quien ya fue condenado por colaborar con la organización terrorista en los años 90.

Como adelanta Fernando Lázaro en ‘El Mundo’ este 25 de febrero de 2020, Ternera ha decidido nombrarle su defensor y así lo recoge ya la titular del Juzgado número 3 de la Audiencia Nacional, receptora de la solicitud remitida desde Francia por el terrorista. Es su abogado desde el pasado día 20.

El ex dirigente de ETA se encuentra en Francia pendiente de que la justicia del país vecino se pronuncie sobre la extradición solicitada por España para ser juzgado por el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza.

Boye fue detenido en 1992 junto con otras tres personas más de nacionalidad chilena. Pertenecían al MIR chileno y los cuatro, según detalló la Guardia Civil, estaban vinculados al comando de ETA que secuestró al empresario Emiliano Revilla.

Boyé fue condenado a una pena de 14 años de prisión.

Cumplió casi 10 años, aprovechando su estancia entre rejas para estudiar Derecho, lo que a la salida le ha servido para hacer un considerable capital, montar medios de comunicación como la revista ‘Mongolia’ o el online Eldiario, asociado en este caso con el periodista nacho Escolar, y dar cursos al amparo del Colegio de Abogados de Madrid, donde se invita y agasaja a jueces y fiscales, parovechando que estos no tiene ‘incompatiblidad para la docencia’.

Recientemente, la Audiencia Nacional decidió embargar el sueldo Boye, ya que nunca ha afrontado la indemnización de 200 millones de pesetas (1,2 millones de euros) a la que fue condenado por su colaboración en el secuestro de Revilla.

Boye, al estilo de los terroristas etarras, se declara insolvente.

También le quedan pendientes las costas del juicio que en 1996 lo mandó a prisión.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído