Crece el malestar en la Guardia Civil con Moncloa: "Nos están usando de escudo"

El ministro Grande-Marlaska encargó un informe semanal a la Guardia Civil para vigilar qué dicen de su Gobierno tuiteros y periodistas

"Desde el principio han tratado de convertir lo que era una crisis sanitaria en una crisis de seguridad, y nos han utilizado"

El ministro Grande-Marlaska encargó un informe semanal a la Guardia Civil para vigilar qué dicen de su Gobierno tuiteros y periodistas
Grande-Marlaska y la censura. PD

El ministro Fernando Grande-Marlaska está pringado.

El Ministerio del Interior remitió el pasado 16 de abril de 2020 a las diferentes comandancias de la Guardia Civil un correo electrónico en el que insta a identificar noticias falsas y fake news «susceptibles de provocar estrés social y desafección a instituciones del Gobierno».

Fue, según las informaciones, el propio Grande-Marlaska , el mismo que salió este lunes en El Objetivo de LaSexta con cara de ‘Dolorosa‘ y afeó a PP y VOX que exijan su comparecencia parlamentaria, quien encargó un informe semanal a la Guardia Civil para vigilar qué se dice en redes, medios online, blogs y Whastaspp sobre la desastrosa gestión del Gobierno Sánchez.

El e-mail es el origen de las polémicas declaraciones del general jefe del Estado Mayor, José Manuel Santiago, que pidió «minimizar las críticas a la gestión del Gobierno«.

Un día después, sus compañeros de gabinete de crisis, los ineptos ‘expertos‘ que han pifiado todas sus medidas y predicciones sobre la pandemia, le defendieron con aplausos

Según adelantó ‘El Mundo’ y corroboran varios medios, el correo lo envió el Estado Mayor a todas las zonas y comandancias y en él figura la frase «desafección a las instituciones del Gobierno«.

En concreto, el documento recoge labores de «identificación, estudio y seguimiento en relación con la situación creada por la Covid-19 de campañas de desinformación, así como publicaciones desmintiendo bulos y fakes news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno».

La comunicación exige elaborar un informe semanal, a entregar los viernes, con las fake news detectadas.

Además se reclaman otros datos como «denuncias recibidas por delitos informáticos como estafas informáticas, daños en sistemas o robo de información y de secretos de empresa, investigaciones judicializadas por delitos informáticos vinculados al escenario de la Covid-19 y denuncias administrativas y judiciales de bloqueo o cierre de páginas web y de perfiles de RRSS utilizados para fines fraudulentos o delictivos».

La polémica ha pillado a contrapié al Gobierno y el propio Grande-Marlaska, acompañado también de las palabras de Margarita Robles, defendió hace días que el Ejecutivo PSOE-Podemos «está comprometido» con la libertad de expresión, alejándose así de este tipo de actos. Aunque los hechos dicen otra cosa.

El jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil –que sustituyó en el gabinete técnico en Moncloa al director adjunto operativo, Laurentino Ceña, tras dar positivo en coronavirus– pide en ese correo a sus unidades que reporten cada viernes la información relacionada con delitos informáticos, investigaciones judicializadas o por denuncias relativas con ventas online de productos sanitarios como mascarillas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído