Cada vez son más las medidas judiciales que exigen justicia ante los garrafales errores de Pedro Sánchez y su equipo

La Policía se harta de Marlaska y de la ineptitud de Sánchez: presenta una querella por la nefasta gestión sanitaria

El sindicato policial Jupol interpuso en los juzgados la medida contra el Gobierno del PSOE y Podemos

La Policía se harta de Marlaska y de la ineptitud de Sánchez: presenta una querella por la nefasta gestión sanitaria
Fernando Grande-Marlaska PD

La Policía Nacional se ‘alzó’ contra del Gobierno del PSOE y Podemos.

El sindicato policial Jupol (Justicia Policial) presentó una querella contra Pedro Sánchez y su equipo por la nefasta gestión sanitaria de la crisis del coronavirus y por arriesgar la vida de todos los agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

La medida legal tiene una gran importancia, tomando en consideración que Jupol tiene ocho de los catorce representantes sindicales del Consejo de la Policía.

El secretario general del sindicato policial, José María García, anunció que acudirán a los tribunales contra la «gestión nefasta» que el Ejecutivo está realizando de la crisis sanitaria en lo referido a la seguridad de los agentes.

«Se ha puesto en riesgo la salud de todos los miembros del Cuerpo Nacional de Policía, ocasionando consecuencias fatales para varios de ellos», asegura José María García.

Ignorados por Sánchez y Marlaska

El Cuerpo Nacional de Policía ha venido denunciando, desde hace dos meses, la falta del material de protección necesario para realizar sus labores y garantizar el cumplimiento del estado de alarma.

Los agentes salen cada día a trabajar sin contar con las mascarillas, guantes de nitrilo o equipos de protección individua, entre otros. Como si fuera poco, la Policía también denuncia que no se han tenido en cuenta las condiciones reales de trabajo que tienen los policía nacionales durante esta pandemia.

García advierte al Ejecutivo que no van a permitir que les utilicen para «lavar la imagen» ni del Ejecutivo ni del ningún partido político.

«La Policía Nacional no es un instrumento político, y ningún partido del espectro político actual, ya sea en el Gobierno o en la oposición, puede pretender utilizar al Cuerpo Nacional de la Policía para beneficio de sus intereses particulares», dice.

«No vamos a permitir que se utilice a la Policía Nacional como moneda de cambio o como instrumento para los intereses partidistas o ideológicos de los políticos, como ya intentó hacer el Gobierno durante los disturbios ocasionado en Cataluña por los independentistas radicales», continúa.

El secretario general de Jupol recuerda las funciones de la Policía Nacional no pasan por estar al servicio del interés de los partidos políticos y por ello «se tomaran todas las medidas pertinentes ante cualquier orden que se dé a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que no sea acorde a la legislación o a las funciones que tienen reconocidas los cuerpos de seguridad».

Choques con Interior

Los desacuerdos entre Fernando Grande-Marlaska y la policía generaron una ‘purga’ en el CNP.

José Antonio Nieto González, médico, especialista de trabajo y técnico superior de riesgos laborales, era el responsable del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Nacional, hasta que ‘desde arriba’ se dio la orden fatídica de despedirle, después de casi cuarenta años en el Cuerpo y a falta de tres meses para su jubilación.

La razón no fue otra que este buen profesional hizo su trabajo lo mejor posible y quiso que sus agentes de Policía Nacional estuvieran bien cubiertos frente a la avalancha sanitaria que se nos venía encima con el coronavirus.

Pero fue relegado por desoír las recomendaciones del Gobierno a través del Ministerio de Sanidad, que le acusaban de crear alarma si ponía a policías con mascarillas y guantes.

La destitución de José Antonio Nieto no ha quedado en una anécdota más de toda esta crisis sanitaria, sino que resulta un punto clave para entender la pésima actuación del Gobierno de Pedro Sánchez y sus compinches en esta tremebunda afección vírica a España.

Sin embargo, no se trata de casos aislados. Las tensiones venían creciendo desde antes de la pandemia, cuando José Luis Ábalos pasó por encima de la Policía para tener su famosa reunión con Delcy Rodríguez en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez en el caso bautizado como ‘Delcygate’.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído