Fernando Grande-Marlaska permite un privilegio al sanguinario Íñigo Gutiérrez Carrillo que ha estado vetado a familiares de fallecidos por coronavirus

El Gobierno PSOE-Podemos permite a la familia de un asesino etarra viajar a Valencia a visitarle saltándose el confinamiento

Indignación generaliza en la sociedad: "Para este Gobierno tienes que ser etarra o maleante para que te tenga entre algodones. Al resto, que además somos quienes cumplimos con las medidas, como si nos quedamos en la cuneta"

El Gobierno PSOE-Podemos permite a la familia de un asesino etarra viajar a Valencia a visitarle saltándose el confinamiento
Íñigo Gutiérrez Carrillo.

Otro lío más en el que se mete de hoz y coz el peculiar ministro del Interior.

Fernando Grande-Marlaska tendrá que dar muchas y detalladas explicaciones sobre el escándalo que ha supuesto que familiares del etarra Iñigo Gutiérrez Carrillo hayan podido visitarle en pleno estado de alarma a la prisión de Picassent, en Valencia.

Cierto es que el sanguinario asesino acababa de perder a su padre, pero esa no era razón suficiente, con la actual situación por la pandemia del coronavirus, para que su madre y su cuñado viajaran en la jornada del 23 de mayo de 2020 hasta el presidio levantino.

Durante una hora y media han podido hablar con él y con su pareja, María Lizarraga Merino, también condenada por terrorismo y con la que tiene una hija.

Iñigo Gutiérrez Carrillo estaba en un grupo de apoyo del Comando Vizcaya liderado por Arkaitz Goikoetxea y Jurdan Martitegui que se desarticuló en el 2008. Fue juzgado por alguno de los atentados del comando, entre ellos un coche-bomba contrala casa cuartel de la Guardia Civil en Calahorra (La Rioja), el 21 de marzo de 2008. Dentro había 33 personas, entre ellas 23 agentes. Hubo 8 heridos y grandes daños materiales.

INDIGNACIÓN EN LAS REDES Y ENTRE CIUDADANOS QUE SE CONSIDERAN AGRAVIADOS

Por supuesto, la decisión del Ejecutivo de hacer una excepción con la familia de este etarra ha sentado como un tiro a la ciudadanía que no entiende ese doble rasero, personas que ni siquiera han podido velar la pérdida de un ser querido y, en cambio, todo privilegios y facilidades para este sanguinario asesino.

Por ejemplo, familiares de fallecidos a consecuencia del Covid-19, relataban indignados a El Español que esta situación resultaba de todo punto intolerable:

Para este Gobierno tienes que ser etarra o maleante para que te tenga entre algodones. Al resto, que además somos quienes cumplimos con las medidas, como si nos quedamos en la cuneta. Habiendo vivido lo que hemos vivido por el confinamiento, con gente muriendo sola, con otra sin poderse despedir de sus seres queridos ni trasladarse a consolar desde otras provincias, que se permita esto por motivos políticos es una vergüenza mucho peor que los errores que se hayan podido cometer, porque no se respeta nada.

Enrique Cerón, que ha perdido a su padre y a un tío durante la pandemia, señalaba al digital de Pedrojota que:

No me extraña con este Gobierno. Imagino que se deberá a los pactos ocultos que hayan llegado con Bildu. Está claro que el resto no podemos movernos entre provincias y muchos no pudimos si quiera que ir a enterrar a nuestros familiares.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído