El ministro del Interior podría enfrentarse a juicio por presuntos delitos de revelación de secretos y obstrucción a la justicia

El ‘as’ bajo la manga de la juez del 8-M: podrá reincorporar a De los Cobos e imputar a Marlaska

Las leyes españolas ofrecen un marco para garantizar la separación de poderes y ayudar a la Guardia Civil a investigar los hechos de forma independiente y responsable

El 'as' bajo la manga de la juez del 8-M: podrá reincorporar a De los Cobos e imputar a Marlaska
Fernando Grande-Marlaska PD

La jueza Carmen Rodríguez-Medel tiene un ‘as’ bajo la manga.

La magistrada que investiga el ‘Caso 8-M’ observó cómo el ministro del Interior tomó la decisión de fulminar de su cargo a Diego Pérez de los Cobos.

Una ‘represalia’ por la colaboración del jefe de la Guardia Civil en la investigación para determinar si existe delito en la autorización del Gobierno a las manifestaciones del 8-M, a pesar de conocer el impacto que tendrían para la salud pública.

Sin embargo, Carmen Rodríguez-Medel cuenta con una ‘última jugada legal’ que podría no solo reincorporar a Diego Pérez de los Cobos a su cargo, sino ‘sentar’ en un juzgado al propio ministro del Interior.

La ‘carta’ que puede jugar la magistrada está establecida en una de las garantías básicas del Estado de Derecho.

En el ámbito de independencia judicial, las leyes españolas apuntan a que todos aquellos agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que actúen como ‘Policía Judicial’ dependen estrictamente del juez que les atribuye la investigación.

El artículo 550 de la Ley Orgánica del Poder Judicial garantiza la ‘inamovilidad’ de los funcionarios. Es decir, que sólo la magistrada podría destituir de su cargo a Diego Pérez de los Cobos.

“Los funcionarios de Policía Judicial a quienes se hubiera encomendado una actuación o investigación concreta dentro de las competencias a que se refiere el artículo 547 de esta ley [función de Policía Judicial] no podrán ser removidos o apartados hasta que finalice la misma o, en todo caso, la fase del procedimiento judicial que la originó, si no es por decisión o con la autorización del juez o fiscal competente».

Una norma que dejaría una ‘ventana’ abierta para el regreso a su cargo del coronel de la Guardia Civil, ya que la jueza podrá dejar sin validez la decisión de Grande-Marlaska.

¿Un ministro en los juzgados?

Las irregularidades en el repentino cese de Diego Pérez de los Cobos abren escenarios peligrosos para el ministro del Interior y para otras figuras del Gobierno de Sánchez.

El diputado de VOX, Pablo Gutiérrez de Cabiedes, explica que la jueza también cuenta legalmente con la potestad para llamar a testificar a Diego Pérez de los Cobos para conocer si fue forzado a desvelar el informe de la Guardia Civil sobre el 8-M que, casualmente, cayó en las manos de los medios de comunicación afines al PSOE y Podemos.

Si el coronel admite que fue forzado, tendría que identificar a las personas que lo hicieron, pudiendo ser imputados por el Poder Judicial.

De comprobarse que Grande-Marlaska incurrió en un posible delito, la magistrada podría procesarle por presunta inducción a la revelación de secretos, desobediencia e incluso por obstrucción a la justicia o coacciones.

Ruptura interna

A Fernando Grande-Marlaska se le acumulan los problemas.

Los agentes de la Benemérita sigue en pie de guerra contra el ministro del Interior tras su ‘purga’ política en el cuerpo de seguridad del Estado.

A pesar de que Marlaska intentó calmar a los agentes de la Benemérita con un aumento salarial del 20 por ciento.

La respuesta a la ‘paguita’ del PSOE y Podemos fue contundente: “La Guardia Civil no se puede comprar”.

El secretario general de JUCIL (Justicia para la Guardia Civil), Agustín Leal, advirtió en el programa ‘Cuatro al Día’ de este 26 de mayo que:

“La Guardia Civil no se doblega ante nadie, solo ante la Justicia, las leyes y nuestra Constitución”.

En este sentido, Leal tildó la renuncia del exdirector adjunto operativo, Laurentino Ceña, de ser un “gesto que demuestra sus valores, profesionalidad y que está al verdadero servicio de la Guardia Civil”.

El secretario general de JUCIL afirmó que la excusa de la “pérdida de confianza” es una mentira más del ministro del Interior para justificar su ‘purga’ dentro de la Guardia Civil.

“Es una versión que no se la cree nadie”, remató.

Leal explicó que “venimos sufriendo las constantes mentiras de Marlaska, así como hizo al anunciar con platillos y bombos la distribución de las EPI en todos los cuerpos de la Guardia Civil y que nunca ocurrió”.

El representante de la Benemérita también dedicó unas palabras a la falsa “equiparación laboral” que anunció con igual entusiasmo el ministro socialista.

“No es una verdadera equiparación laboral. La llame, como la quiera llamar y lance todas las bombas de humo que quiera. Es un aumento salarial del 20 por ciento, pero que aún está muy lejos de llegar a lo que se exige en la equiparación laboral”, explicó.

En este sentido, precisó que la ‘medida estrella’ de Marlaska es “la zanahoria después de dar un palazo a la Guardia Civil por fulminar a De los Cobos”.

Un bozal que, además de no haber funcionado, “deja sin proteger a los jubilados, viudos y la reserva que sí se verán beneficiados con una equiparación salarial real. Como esa que echaron por tierra el 3 de marzo, pese a tener el apoyo mayoritario del Congreso”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído