LOS MISMOS QUE AHORA GRITAN HISTÉRICOS POR LAS FOTOS DEL EXMILITAR DISPARANDO A FOTOS DE SÁNCHEZ Y COMPINCHES

Dirigentes del PSOE decapitaron en la guillotina a Rajoy en 2015 y se hicieron fotos con su ‘cabeza’

La prueba más flagrante de que se aplican dos varas de medir, es que LaSexta, la SER, El País y el resto de la Brunete Pedrete ni se hicieron eco de la macabra 'broma' socialista

Dirigentes del PSOE decapitaron en la guillotina a Rajoy en 2015 y se hicieron fotos con su 'cabeza'

En la macabra gracieta de decapitar al entonces presidente Mariano Rajoy, organizada por Juventudes Socialistas, participaron entusiasmados alcaldes del PSOE y candidatos de ese partido.

Y todos, muy felices, una vez perpetrada la ‘ejecución‘ del líder del PP, posaron sonrientes para la posteridad con su cabeza ensangrentada.

Fue en 2015 y la prueba más flagrante de que se aplican dos varas de medir, es que LaSexta, la SER, El País y el resto de la Brunete Pedrete ni se hicieron eco de la macabra ‘broma‘ socialista.

A todos les pareció una cosa muy graciosa, totalmente cubierta por el derecho a la libertad de expresión.

Ahora, los mismos, los que aceptan y hasta aplauden como parte del juego democrático que se quemen fotos del Rey de España, sin sugerir siquiera que eso puede ser un delito de odio o dan por ‘normales‘ los fusilamientos de agentes de la Guardia Civil de cartón con que los proetarras de Bildu salpican a menudo las fiestas vecinales del País Vasco, hablan de amenazas, exigen pena de cárcel, movilizan a la Abogacía del Estado y demandan un castigo ejemplar para el exmilitar que protagoniza un vídeo disparando contra fotografías del socialista Sánchez; del vicepresidente podemita, Pablo Iglesias; del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska; de la ministra de Igualdad, Irene Montero y del portavoz de Unidas Podemos (UP) en el Congreso, Pablo Echenique.

Como subraya M.C. en ABC este 19 de junio de 2020, las bromas de mal gusto, o directamente macabras, con los presidentes del Gobierno como protagonistas no se han inventado ahora.

Tampoco son idea de una derecha ‘antidemocrática’, como sugieren a estas horas los tertulianos a sueldo de La Moncloa, siguiendo el argumentario que les pasa Ivan Redondo.

Hace sólo cinco años, con el PP en el poder y sin que les ocurriera nada, militantes, dirigentes y alcaldes del PSOE montaron en Alicante un aquelarre, en el que Rajoy pasaba por la guillotina.

Luego posaron todos sonrientes con la cabeza cercenada del entonces presidente.

Fueron los mismos, el Gobierno del PSOE y sus terminales mediáticas quienes en 2019 clamaron despavoridos exigiendo a la Fiscalía la adopción de medidas legales contra el PP, por difundir en Twitter un vídeo en el que un niño manifestaba, en su carta a los Reyes Magos, el ferviente deseo de que se llevarán de este mundo al inefable Pedro Sánchez.

Era un chiste recurrente, de esos que se repite año tras año cuando llegan las Navidades, en el que cambia el nombre del político afectado y antes de la escandalera montada por el PSOE, eran los socialistas quienes hacían el chiste con Rajoy.

La foto que encabeza esta nota procede de las redes sociales de Juventudes Socialistas.

En ella están dirigentes juveniles socialistas, rodeando al alcalde del municipio alicantino de Rafal, Manuel Pineda y a la suplente en la candidatura al Senado Nora Taj, junto a los «cachorros» socialistas.

Aparecen también varios concejales del PSOE en la localidad de Los Montesinos, como Alejandro Espí y Ana Belén Juárez.

En el suelo, delante de ellos, la cabeza cortada de Rajoy.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído