LECCIÓN DE HUMILDAD Y DE REALIDAD PARA LA EX CONSEJERA CATALANA DE TRABAJO

La golpista Dolors Bassa se lleva una épica somanta por quejarse de llevar 850 días sin ir a dormir a su casa

"La gente no puede ir haciendo lo que le venga en gana y luego encima quejarse porque los meten en la cárcel"

La golpista Dolors Bassa se lleva una épica somanta por quejarse de llevar 850 días sin ir a dormir a su casa

Tiene un rostro que se lo pisa.

En eso, qué duda cabe, coincide con la mayoría de los golpistas catalanes, que viven en otra realidad, en un mundo paralelo.

Y Dolors Bassa responde fielmente a ese prototipo de político separatista que ahora, cuando ya lleva más de dos años encarcelada, lamenta no poder pasar las noches en su mullida cama de su fastuoso domicilio.

A cambio a la ex consejera de Trabajo y Asuntos Sociales de la Generalitat de Cataluña le toca ver como imagen final del día las rejas de su celda y eso le lleva a mal traer.

Lo que sucede es que Bassa no ha sido consciente de que esa queja se le iba a volver en contra en redes sociales, donde los tuiteror recordaron lo que es obvio, que la exconsejera catalana no tiene más que lo que se merece, como cualquier otro delicuente que debe purgar sus penas en el presidio.

Y precisamente ella no es de las que debería de quejarse, puesto que cada día sale a trabajar:

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído