Los contratos obtenidos por ella variaban según donde estuviera destinado su pareja

UGT ‘desvela’ que el jefe de Gabinete de la ministra González Laya enchufó a su pareja en Exteriores durante 20 años

Susana de Funes encadena dos décadas de contratos de asistencia técnica sin ser funcionaria

UGT 'desvela' que el jefe de Gabinete de la ministra González Laya enchufó a su pareja en Exteriores durante 20 años
Arancha González Laya PD

Susana de Funes está en la ‘mira’ de UGT por pasar 20 años ‘enchufada’ en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

De Funes es la esposa del diplomático Camilo Villarino, el actual jefe de Gabinete de la ministra Arancha González Laya.

A pesar de no ser funcionaria, Susana suma dos décadas de trabajos de asistencia técnica en el Ministerio. Sin embargo, no solo en Madrid, sino también en todos aquellos destinos en el extranjero en los que él estuvo destinado.

Así lo desveló la sección sindical de UGT, una información que llegó hasta Vozpópuli, y que abre la opción de medidas legales contra la pareja socialista.

El sindicato exigió al Ministerio de Arancha González Laya que le facilite la lista de puestos de asistencia técnica creados en los últimos años, ante la sospecha de que están siendo utilizados por altos cargos de dicho departamento para colocar a familiares directos.

Aunque el caso de Villarino y su cónyuge es el que más ha llamado la atención a los representantes sindicales, admiten que no es el único.

Como indica el citado medio, el primer trabajo de De Funes de asistencia técnica lo consiguió en septiembre de 2001 en Bruselas, en el área de Cooperación al Desarrollo dentro de la Representación Permanente de España ante la UE, donde su marido era consejero ‘Antici’.

El contrato se prolongó hasta julio de 2002, justo cuando Villarino tuvo que regresar a Madrid. 

En octubre de 2003, De Funes logró entrar por primera vez en la DGPOLDES de Asuntos Exteriores con un contrato de asistencia técnica que se fue renovando sucesivamente durante cinco años, hasta julio de 2008, momento en el que su marido fue destinado a Estados Unidos como consejero en la Embajada española.

En Washington, De Funes consiguió en septiembre de 2009 el puesto de gestora del fondo que entrega España a la Organización Panamericana de Salud, un organismo vinculado a la OMS.

Allí estuvo más de tres años, hasta diciembre de 2012. Unos pocos meses después, Villarino fue destinado como consejero a la Embajada en Rabat y De Funes volvió a lograr en 2015 un contrato de asistencia técnica para un proyecto de inclusión social de Caritas en Marruecos.

Exteriores abonó previamente 48.000 euros para esta iniciativa.

Cuando Alfonso Dastis se convirtió en ministro, eligió a Villarino como jefe de Gabinete, quien ha seguido en ese puesto con Josep Borrell y la propia Arancha González Laya.

Aquel nombramiento fue en junio de 2017 y el matrimonio tuvo que regresar a Madrid. Un año después de la mudanza, De Funes obtuvo un nuevo contrato de asistencia técnica en la DGPOLDES de Exteriores de 10 meses de duración, de abril de 2018 a febrero del año pasado.

Nepotismo

UGT afirma que se está ante un caso de «claro nepotismo» que se ha prolongado durante casi dos décadas.

El sindicato estudia llevar este asunto ante la Fiscalía y el Tribunal de Cuentas, tal y como se indicó en el acta de la última reunión de la sección sindical de Exteriores y confirmaron fuentes del sindicato a VozPopuli.

Asimismo, UGT ha detectado otros «usos abusivos» en contratos de asistencia técnica dentro del departamento de González Laya, tanto en el servicio de Protocolo como en la sección de acreditaciones del personal diplomático.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído