Claudina y Ascensión SE QUERELLAN AHORA CONTRA EL VICEPRESIDENTE

Pablo Iglesias se cree el rey de todo; pero así se lanzan al contragolpe las enjuiciadas por llevar banderas a su casoplón

Que Pablo Iglesias se cree más de lo que es viene desde tiempos inmemoriales, pues ahora dense cuenta de que es vicepresidente segundo del Gobierno…

Es lo que hizo llevando a juicio con Fernando Grande-Marlaska mediante y como máximo pelota, a las mujeres (Claudina y Ascensión) que se plantaban en el casoplón de Galapagar con banderas de España y haciendo sonar el himno de la nación; pero el tiro le salió por la culata. Estas mujeres ganaron el juicio y el caso quedó sobreseído, pero son ahora ellas las que se lanzan al contragolpe: se querellan contra Pablo Iglesias por abuso de poder.

Lo cuenta OkDiario este 2 de julio de 2020, y la acusación, que llevarán la Asociación de Abogados Cristianos, será por detención ilegal y abuso de poder. Estas mujeres se han venido muy arriba dado el juicio que ya le han ganado al podemita al respecto del mismo hecho, en el que además ha quedado en máximo ridículo el ministro del Interior, Marlaska.

Resulta extremadamente grave que sea el Ministerio Fiscal quien defienda que el hecho protagonizado por las dos vecinas de Galapagar no es susceptible de ser castigado por la vía penal a través de la celebración de un juicio rápido, sino que son los propios agentes quienes deberían haber impuesto la sanción correspondiente al tipo de delito cometido.

La denuncia de la Guardia Civil narró «que estas personas portaban banderas de España, un paraguas con la bandera de España y que se encontraban grabando con sus terminales móviles en los aledaños de la vivienda, fuera del perímetro de seguridad».

MARLASKA, VOLCADO CON EL CHALETÓN

Ya saben que el propio ministro del Interior lleva varias semanas defendiendo la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero de las pacíficas protestas en sus alrededores como si de un asunto de Estado se tratara: Vean el monumental despliegue de la Guardia Civil para evitar que Iglesias y Montero escucharan las caceroladas de protesta. 

Como las redes todavía no las controlan del todo, muchos ciudadanos se vieron obligados a denunciar tal despliegue de medios, de modo que todos vimos la realidad de lo que sucede en los alrededores del casoplón de Galapagar:

Eso no ha evitado sin embargo que decenas de ciudadanos muestren su indignación en las redes sociales, que trufaban de vídeos y fotos de lo allí sucedido, expresando su sorpresa de cómo un líder político ha llegado a la poltrona calificando los escraches de «jarabe democrático» y atacando a la Policía «por defender a los poderosos y no al ciudadano», ahora está justo en el bando contrario y en tan poco tiempo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído