Sucedió el 1 de octubre de 2017 en Valencia en una protesta de afines al independentismo contra las cargas policiales en Cataluña

Condenada la activista que agredió al grito de «asesina, puta fascista» a una mujer por llevar la bandera española

La Audiencia Provincial Valenciana impone una sanción de 3.690 euros por los golpes, empujones, escupitajos y toda una ristra de insultos

Condenada la activista que agredió al grito de "asesina, puta fascista" a una mujer por llevar la bandera española
Amparo Molina, a la izquieda, con claros síntomas de alergia a la bandera de España.

Tres años ha habido que esperar, pero al final la Justicia se ha pronunciado contra una activista antiespañola de lengua y manos largas.

Amparo Molina, una mujer de 64 años, tendrá que hacer frente al pago de 3.690 euros para resarcir los daños físicos y morales provocados a la mujer que agredió el 1 de octubre de 2017 en Valencia, en el transcurso de una protesta afín al independentismo catalán. Y todo porque la agredida portaba una bandera de España.

La marcha en cuestión se había convocado para apoyar la realización del referéndum de independencia de Cataluña y para tarifar contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que intentaron evitar la apertura de colegios y otros centros en los que se pretendía votar una ilegalidad.

Según la Audiencia de Valencia, en la sentencia a la que ha tenido acceso El Mundo este 25 de julio de 2020, la activista ha sido condenada por dos delitos de lesiones con el agravante de haber actuado por razones ideológicas.

No sólo deberá de costear los gastos médicos de las heridas que produjo a la mujer, sino también los daños en su vestimenta y los insultos vertidos contra la patriota y su marido.

Amparo Molina, sin mediar provocación previa, vio a esa ciudadana durante la manifestación en apoyo a los golpistas catalanes con una bandera de España y rápidamente se dirigió a ella de esta manera:

Asesina, puta fascista, española de mierda, sois unos hijos de puta, españoles de mierda.

La sentencia también da por hechos probados que:

Con ánimo de menoscabar su integridad física de la víctima, Amparo Molina se abalanzó sobre ella, le pisó, le escupió y le increpó diciéndole que ésa no era su bandera.

Molina también insultó y empujó al marido de la mujer. Al verse rodeado, el matrimonio trató de marcharse y entonces, indica el escrito, «fue perseguido por los manifestantes que seguían insultándoles, escupiéndoles y golpeándoles».

La mujer agredida y su esposo llegaron hasta otra calle donde un agente de Policía Local les protegió y escoltó hasta una zona donde había varios vehículos policiales.

La Audiencia de Valencia dictamina finalmente que:

La extrema gravedad de los hechos es debida al peligro que corrieron las víctimas de llegar a padecer males muy superiores, inermes ante el grupo que los asediaba y padeciendo una situación angustiosa y agónica durante el largo tiempo y espacio que duró el recorrido por las calles de Valencia.

¡Qué huevos! Saca la bandera española en pleno Camp Nou para tocarles las narices a los separatas

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído