ENRIQUE LÓPEZ, DEL PP, POR UN DELITO MUCHO MENOR TUVO QUE DEJAR IPSO FACTO SU PUESTO EN EL TC

Los mimos judiciales y mediáticos con el presunto maltratador Valdés (TC), magistrado socialista del Constitucional

La 'Brunete Pedrete' entierra de su parrilla el caso del juez socialista

Los mimos judiciales y mediáticos con el presunto maltratador Valdés (TC), magistrado socialista del Constitucional

La intrahistoria de la detención de Fernando Valdés, magistrado del Tribunal Constitucional, por un presunto caso de maltrato, la cuentan con todo lujo de detalles Zuloaga y Velasco en La Razón.

Al contrario de lo que, por ejemplo, sucedió en el caso de Enrique López, pillado en un control de alcoholemia dando positivo y sin el preceptivo casco sobre la cabeza, hecho que corrió como la pólvora, con Valdés se intentó por todos los medios no dar mucho bombo a la noticia de su detención.

El propio Valdés, designado para ese puesto por el PSOE, fue el primero en reclamar silencio a la propia Guardia Civil, según la información de ambos periodistas:

Durante su estancia en dependencias de la Guardia Civil admitió que era magistrado del TC, pese a que lo había negado inicialmente. La razón estaba en que no quería hacer uso de su condición, sino que deseaba ser tratado como un ciudadano más. Pidió, en cualquier caso, que no se diera publicidad de su detención, petición atendida por la Benemérita ya que la noticia trascendió a través de otras vías. A las 13:50 , tras prestar declaración, a petición propia, la jueza dictó un auto por el que se acordaba su libertad sin fianza, pero con cargos.

Uno de los datos que se conocen ahora es que la Guardia Civil acudió hasta en tres ocasiones al domicilio del magistrado y actuó con toda prudencia antes de detenerle.

Lo que llama la atención es como medios de la llamada ‘Brunete Pedrete‘ echan todo un manto de silencio sobre el socialista Valdés al que, pese a haber salido libre, su causa ha sido elevada al Tribunal Supremo.

Sin embargo, la hemeroteca, la siempre maldita hemeroteca, resucita ‘viejos cadáveres’ informativos y sale a colación lo sucedido con Enrique López y la flojera que le entró a un Partido Popular que fue incapaz de defender a uno de los suyos. Y encima por un delito menor, el de un positivo en un control de alcoholemia.

El magistrado del Constitucional Enrique López, designado a propuesta del PP, fue pillado en junio de 2014 sin casco y con un par de copas.

El juez tuvo que presentar su dimision en el TC y fue proscrito -con el apoyo de los lilas del PP de Rajoy– casi ipso facto, amén de que la noticia de su infracción corrió como la pólvora por los medios de comunicación, esos mismos que ahora sufre un enmudecimiento temporal con la supuesta mano larga de Fernando Valdés.

Valdés, que es del PSOE y perpetró el presuntamnete el delito de violencia de genero -pegar a su mujer- ahí sigue tan pancho.

Y eso no es lo más llamativo, sino la cobertura que hacen del tema laSexta, RTVE y otros de la Brunete Pedrete, que ahi, como con los chanchullos de Unidas Podemos, solo ven supuestos indicios.

En libertad el presunto maltratador Valdés (PSOE), magistrado del Tribunal Constitucional

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído