LA DERMATÓLOGA DEMANDA LA MISMA PENA PARA LÓPEZ MADRID

La doctora Pinto pide 22 años de cárcel para el comisario Villarejo por agredirla y amenazarla

La amenaza del policía encarcelado al número dos de Interior: "Lo tengo todo, si nos llevamos mal te busco la ruina"

La doctora Pinto pide 22 años de cárcel para el comisario Villarejo por agredirla y amenazarla
López Madrid y Elisa Pinto. PD

No va a haber espacio para tanto folio, ni tiempo para revisar tantas cosas, pero el asunto se  está poniendo más negro que el sobaco de un grillo.

La dermatóloga Elisa Pinto ha solicitado que se condene a 22 años de prisión al ex comisario José Villarejo y al empresario Javier López Madrid por amenazarla y hostigarla para lograr que retirara una denuncia por acoso, en un escrito donde recuerda que llegó a ser apuñalada.

Pinto, acusación particular en la causa, ha presentado ante el juzgado de instrucción número 39 de Madrid un escrito, al que ha tenido acceso Efe, donde les atribuye varios delitos: contra la administración de justicia, delito continuado de amenazas, lesiones, cohecho y homicidio en grado de tentativa, subsidiario de lesiones agravadas.

La dermatóloga subraya el hostigamiento, amenazas y seguimientos hacia ella y sus hijos a los que, indica, la sometieron López Madrid y Villarejo. Unos hechos por los que la Asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación popular, pide 17 años de prisión para ambos.

La representación de Pinto expone que a principios de 2013 comenzó a «recibir regalos, mensajes subidos de tono, encuentros deliberadamente casuales», fotografías sexuales y largas llamadas, lo que le provocó «angustia y ansiedad» que la llevaron a amenazarle con una denuncia.

Villarejo, en prisión provisional por el caso Tándem donde la Audiencia Nacional le investiga por una larga lista de delitos, entra en escena cuando López Madrid, según la dermatóloga, le contrata, en septiembre de 2013, para «hostigar» a Pinto y «evitar que denunciara» y, cuando ya lo había hecho, conseguir «los medios policiales necesarios para desacreditar su denuncia logrando que se archivara».

Elisa Pinto siguió recibiendo «llamadas y mensajes amenazantes» de López Madrid o de personas contratadas por él, e incluso denunció que «unos hombres» entraron en su terraza cuando ella no estaba.

«Puta no te acerques a Javier López Madrid, me vale madres llevarte por delante» o «vamos a pinchar a tus hijos» fueron algunos de los mensajes que recoge la dermatóloga, quien recuerda el episodio en que ambos fueron a su consulta, «la hostigaron para que no denunciara» y mantuvieron una conversación «planificada de antemano», que grabaron para usar «como prueba» contra ella.

La dermatóloga relata dos agresiones, una en enero de 2014, cuando un individuo entró en su coche y le causó «un corte con objeto punzante mientras decía ‘estás indefensa'»; y otra en abril cuando, al bajarse de su vehículo, «el agresor dijo ‘López Madrid quiere que cierres la boca'» y «le asestó un tajo en el abdomen por encima de la ropa».

Pinto, que identificó a Villarejo como este segundo agresor, también pone de relieve las dificultades que ha tenido para que se investiguen sus denuncias, y señala que un comisario llegó a ser apartado del caso después de que intercediera el ex número dos de la Policía Eugenio Pino.

También acusa a López Madrid de haber tenido «un trato de favor» por parte de varios ex comisarios, uno de ellos Enrique García Castaño, también imputado en el caso Tándem, gracias a Villarejo, que, señala la dermatóloga, le animó a poner una «contradenuncia» contra ella para intentar archivar la suya.

López Madrid: «Yo soy la víctima y no el acosador»

El empresario Javier López Madrid emitió este sábado el siguiente comunicado en el que se defiende de las acusaciones y se considera «víctima» del caso.

«Javier López Madrid manifiesta: ‘Yo soy la víctima y no el acosador. Mi familia y yo hemos sufrido el acoso de la Sra. Pinto durante dos años. 1.500 llamadas y SMS amenazantes lo demuestran.’

La Sra. Pinto está detrás del acoso sufrido y de la fabricación de pruebas falsas para encubrir dicho acoso. Durante dos años, Javier López Madrid, sus hijos, su mujer y su círculo íntimo de amistades han sido acosados noche y día con amenazas y llamadas anónimas. Una campaña de persecución y hostigamiento contra él y su familia en la que recibieron más de 1.500 llamadas y SMS amenazantes e intimidatorios.

Por estos hechos, cabe recordar que la Sra. Pinto está denunciada en el Juzgado de Instrucción 26 de Madrid desde el 2014.

Posteriormente, los tres Cuerpos Policiales que como consecuencia de las denuncias y por orden judicial han llevado a cabo la investigación durante más de siete años, se han pronunciado de manera unánime y sin lugar a ninguna duda apuntando a la autoría de la Sra. Pinto, estando ésta detrás del acoso y de la fabricación de una historia ficticia».

LAS AMENAZAS DE VILLAREJO

El excomisario José Manuel Villarejo amenazó al secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez con hacer pública la grabación de una conversación que habían mantenido ambos con la intención de lograr la destitución del jefe de Asuntos Internos de la Policía, Marcelino Martín Blas, quien ya le estaba investigando, según reconoció el propio ex agente a su socio Adrián de la Joya, en una grabación a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

“Yo tuve que amenazar a Paco y al ministro, con el tema de Marcelino [Martín Blas], para que le cortaran la cabeza. Cogí a Paco y le puse una charla suya y mía. Los dos solos. ¿Cómo has sido capaz? Lo tengo todo, Paco, si nos llevamos bien, nunca sale, si nos llevamos mal te busco la ruina, terminas en Alcalá-Meco», confesó Villarejo durante una larga charla con su socio, celebrada el 16 de febrero de 2017, y en la que inicialmente también había participado el ex comisario principal José Luis Olivera.

«Mañana quiero a este tío cesado, y se lo dices al ministro [Jorge Fernández Díaz], que si no también él va ‘p’alante’, que cuando he estado hablando con él también lo tengo inmortalizado; cuando me ha dado instrucciones de Cataluña», destaca el excomisario al empresario De la Joya, al que después le explica que el ministro llamó al director general de la Policía, Ignacio Cosidó, para que relevara al jefe de Asuntos Internos. Sin embargo se negó, según la versión de Villarejo.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído