El Gobierno evita la salida a la luz de información sensible a través de cuatro nuevas detenciones

La venta de información de Villarejo desde prisión ‘pone en la picota’ a Delgado y su ‘novio’ Garzón

El juez Manuel García-Castellón deja en libertad a la mujer de Villarejo, tras retirarle el pasaporte e imponerle comparecencias quincenales, y envía a prisión al abogado que intentó vender los documentos

La venta de información de Villarejo desde prisión 'pone en la picota' a Delgado y su 'novio' Garzón
Dolores Delgado, Alberto Garzón y José Manuel Villarejo. PD

José Manuel Villarejo habría ofrecido, desde prisión, material confidencial que tendrían un impacto directo en las causas de corrupción Gürtel y de la familia Pujol y aquella que investigó la celebración del referéndum secesionista del 1-O en Cataluña.

Para trasladar la información a distintos abogados, el excomisario utilizó a su mujer y dos intermediarios. Entre ellos se encuentra su compañero de celda, el exmilitar y abogado Alfonso Pazos, quien aprovechaba los permisos penitenciarios para ofrecer audios y otro material por más de un millón de euros.

Alfonso Pazos contactó con Periodista Digital en uno de sus permisos penitenciarios. Sin embargo, en ningún momento ofreció información o solicitó dinero. Sólo comentó que Villarejo estaba al borde de explotar y, debido a su “cabreo”, estaba dispuesto a “cantar como un gorrión, con datos que harían reventar al Gobierno, a los principales partidos políticos y a España entera si quiere”.

La presunta venta de la información llevó a la detención de cuatro personas este viernes 23 de octubre. Se trata de la mujer del policía, Gemma Alcalá, (que ya está imputada en la causa Tándem), así como el abogado Alfonso Pazos, de 60 años, y su actual pareja. 

Horas después, el juez Manuel García-Castellón dejó en libertad a la mujer de Villarejo tras retirarle el pasaporte e imponerle comparecencias quincenales. Sin embargo, envió a prisión a Alfonso Pazos.

Justamente son estas detenciones las que ‘ponen en la picota’ al Gobierno del PSOE-Podemos, pero más en concreto a la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, y a su ‘novio’, el exjuez Baltasar Garzón.

Resulta, al menos curioso, que una parte de los acusados que podrían verse perjudicados por las filtraciones de Villarejo tengan a Baltasar Garzón como defensor jurídico, quien mantiene una relación cercana e íntima con quien fue la ministra de Justicia y que ahora lidera la Fiscalía General del Estado.

Unas peligrosas ‘coincidencias’ que están generando una gran sospecha dentro del Poder Judicial, como confirman a Periodista Digital fuentes jurídicas.

Es importante recordar que, durante 2018, el comisario Enrique García Castaño designó a Baltasar Garzón como abogado defensor tres horas después de haber sido detenido por sus compañeros de Asuntos Internos, dentro de la llamada Operación Tándem.

Los juicios afectados

Villarejo conoce muy bien las tramas ocultas detrás de casos de gran repercusión nacional.

Por ejemplo, su participación en la operación Cataluña sobre supuestas corruptelas de políticos soberanistas, de forma extrajudicial y parapolicial, es un hecho admitido por el propio excomisario.

En la causa de los Pujol, que se instruye en la Audiencia Nacional, también se menciona a Villarejo por la captación de los testimonios de Victoria Álvarez, expareja de Jordi Pujol Ferrusola, y del empresario Javier de la Rosa. 

Sin embargo, en lo que respecta al caso Gürtel, la participación de Villarejo sigue siendo una incógnita sin resolver.

¿Quién es Alfonso Pazos?

Alfonso Pazos es un antiguo militar que ejercía de abogado cuando fue condenado por varios delitos.

Su condición de antiguo miembro de las Fuerzas Armadas posibilitó que fuera trasladado desde la prisión de Logroño hasta el módulo donde está encerrado Villarejo en la prisión de Estremera (Madrid) desde noviembre de 2017.

Pazos regresó recientemente a la cárcel de Logroño y fue detenido por Asuntos Internos el viernes 23 de octubre en la localidad guipuzcoana de Andoain, junto a su actual pareja y la hija de ésta, durante un permiso penitenciario de diez días.

Pazos está acusado de hacer de intermediario y ofrecer el material de Villarejo en los permisos de los que disfrutaba junto a su novia a distintos letrados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído