Mónica Carmona, al igual que José Manuel Calvente, denuncia las mismas irregularidades contables en la formación morada

Otra abogada de Podemos canta ‘La Traviata’ y acorrala un poco más a Pablo Iglesias

La letrada aporta conversaciones del grupo de Telegram en las que informaba a Iglesias de todas las ilegalidades que había encontrado

Otra abogada de Podemos canta 'La Traviata' y acorrala un poco más a Pablo Iglesias

Empieza Pablo Iglesias a tener severos problemas para defender la limpieza de la cuentas de su formación.

Si primero fue José Manuel Calvente quien comenzó a destapar los supuestos chanchullos que se cometían en Unidas Podemos, ahora canta ‘La Traviata’ otra letrada que prestó sus servicios a este partido.

Se trata de Mónica Carmona, quien declaró en la jornada del 28 de octubre de 2020 en el juzgado de instrucción número 42 de Madrid y en su testimonio fue clara y cristalina, que en Unidas Podemos hicieron oídos sordos a las denuncias que se hacían sobre irregularidades contables.

De hecho, Calvente fue purgado como coordinador jurídico por, amén del llamado ‘caso Dina’, por sacar a la luz de manera interna esas ilegalidades financieras en la formación de Pablo Iglesias.

Carmona, que era compañera de este letrado, compartía con él la responsabilidad del departamento de compliance en Unidas Podemos, donde se vela por el cumplimiento de los procedimientos y buenas prácticas legales.

La que fuera abogada de los morados afirmó ante el juez que junto a Calvente descubrió cuestiones que no se ajustaban a derecho como el abono de sobresueldos o la adjudicación caprichosa de obras.

Asimismo, añadió ante el magistrado que tanto ella como Calvente pusieron toda la información en manos de Pablo Iglesias. Sin embargo, el hoy vicepresidente segundo del Gobierno no quiso averiguar qué es lo que sucedía y quiénes estaban cometiendo esas prácticas.

LA CÚPULA MORADA OPONE DIFICULTADES EN LA INVESTIGACIÓN

Es más, según Carmona, lo que sucedió es que desde la propia cúpula de Unidas Podemos empezaron a dificultar la investigación de esos hechos y que no se continuasen destapando esas supuestas irregularidades.

Asimismo, tanto Calvente como Carmona optaron por iniciar una investigación de corte discreta para poder recabar más datos que reforzaran sus sospechas de que en el partido morado no se estaban haciendo las cosas acorde a derecho.

La abogada no solo se limitó a prestar declaración verbal ante el juez Juan José Escalonilla, sino que también aportó documentación escrita como los mensajes que se enviaban por la red social Telegram en la que se especificaban todas y cada una de las irregularidades que los letrados morados iban detectando según se adentraban en la maraña contable de Podemos.

Una de las ilegalidades se refiere a la famosa consultora Neurona, de corte chavista, donde se observaron trazas de delito cuando se comprobó que los fondos que salieron de Unidas Podemos para sufragar cuestiones electorales para los comicios de 2019 fueron utilizados para otro fin.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído