EL MAGISTRADO NIEGA QUE SEA "NORMAL" QUE SE DISPARE EL PRECIO DE UNA OBRAS AL DOBLE DE LO FIJADO

El juez derriba el argumento del arquitecto de Podemos para justificar el sobrecoste de la nueva sede de Iglesias

Juan José Escalonilla: "No he visto una situación como la que usted comenta en obras privadas nunca. Y llevo 25 años trabajando"

El juez derriba el argumento del arquitecto de Podemos para justificar el sobrecoste de la nueva sede de Iglesias
Sede de Podemos, un saco sin fondo a la hora de invertir en sus reformas.

Antes se pilla a un mentiroso que a un cojo.

Y en el caso de Unidas Podemos, el juez Juan José Escalonilla, está desmontando todos y cada uno de los bulos que hasta la fecha ha intentado esgrimir el partido de Pablo Iglesias.

El último tiene que ver con la nueva sede morada y las acusaciones de que el precio de la reforma se había disparado al doble de lo inicialmente presupuestado. De algo más de 600.000 euros, el precio final acabó siendo de 1,3 millones de euros.

El magistrado tomaba declaración al arquitecto responsable de proyectar la reforma, Manuel Enrique Campos, y este, según publica este 19 de noviembre de 2020 el diario El Mundo, trataba de justificar que era algo normal que el coste de las obras se acabase disparando hasta llegar al duplicar la cifra presupuestada:

En el proyecto se ponen unos precios, un coste mínimo por metro cuadrado, para que el Ayuntamiento lo admita y conceda la licencia. Son precios orientativos, mínimos. Lo importante es cuando el contratista hace las mediciones. El coste no era real. Pero eso es algo totalmente normal.

Sin embargo, el magistrado Escalonilla concluyó que el argumento del arquitecto hacía aguas por todos los lados:

Pues mire, yo no lo veo muy normal. No he visto una situación como la que usted comenta en obras privadas nunca. Y llevo 25 años trabajando.

SEIS PROPUESTAS Y SE FUE A ESCOGER LA MÁS CARA

Tal y como Periodista Digital publicaba en julio de 2020, Pablo Iglesias optó y ordenó por adquirir para su nueva sede el inmueble que le ofrecía su tía y que, ¡oh sorpresa! era mucho más caro que las otras cinco propuestas que tenía sobre la mesa el secretario general de Unidas Podemos.

Y además con otro incentivo importante, que mudarse a cualquiera de las cinco sedes alternativas a la de la tía de Iglesias no obligaban a hacer reformas de calado o, directamente, siquiera ameritaba la realización de obras.

Esos inmuebles estaban listos para ocuparlos y seguir desarrollando la normal actividad del partido morado.

UNA ‘TÍA DE ORO’ Y UN SOBRECOSTE EN LAS OBRAS

Normal que los trabajadores de Podemos se llevaran las manos a la cabeza.

El inmueble ofrecido por la tía no era precisamente un precio competitivo. Más de 2,2 millones de euros por unas instalaciones de 658 metros cuadrados de planta en cuatro niveles, es decir más de 2.100 metros cuadrados cuando el espacio ideal para desempeñar el trabajo requería unas dimensiones más reducidas.

Incluso, la nueva sede ni siquiera contaba con licencia de funcionamiento. Un informe técnico aseguraba que el edificio no se adecuaba al uso autorizado con el que se había llevado a cabo:

Es un edificio industrial que se terminó en el año 2000 acogiéndose a una licencia de obras para la construcción de ‘siete locales industriales y garaje’. La realidad es que se construyó un edificio con un solo local para uso industrial, diferente al solicitado en la licencia y que no llegó a conseguir licencia de funcionamiento para implantación de actividades, al resolverse los dos expedientes abiertos por caducidad por no presentar los titulares en ese momento la documentación solicitada.

Sin embargo, gracias a los ‘buenos oficios’ de la que fuera alcaldesa Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid, se consiguió cambiar la funcionalidad del inmueble.

Eso sí, lo del coste de las obras de acondicionamiento fue otro despiporre presupuestario

El partido de Pablo Iglesias se gastó 1.361.055 euros en reformar su nueva sede. Podemos publicó una licitación inicial para la obra de 649.936 euros pero finalmente gastó más del doble.

INCUMPLIMIENTO DEL CRITERIO DE CERCANÍA CON EL HEMICICLO

Asimismo, otro de los criterios que debía cumplir el nuevo emplazamiento de Unidas Podemos era el de la cercanía al Congreso de los Diputados.

La idea era que los traslados pudieran hacerse a pie desde la propia sede morada hasta la Carrera de San Jerónimo y así no estar perdiendo tiempo en coger el coche particular o estar desperdiciando muchos minutos hasta llegar en transporte público.

¿Y saben dónde se encuentra el inmueble del familiar de Iglesias? Pues en el barrio de Ciudad Lineal, a más de cinco kilómetros de la Cámara Baja. Eso sí, el coste desembolsado, como si fuese un edificio de la zona centro de la capital madrileña.

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído