Los jueces entienden que dejarles salir a la calle y hacer lo que quieran es 'prematuro'

El Tribunal Supremo revoca la semilibertad de los golpistas catalanes y ordena que vuelvan a la cárcel

Revoca el tercer grado penitenciario concedido por la Generalitat de Cataluña a los 9 condenados a penas de prisión

El Tribunal Supremo revoca la semilibertad de los golpistas catalanes y ordena que vuelvan a la cárcel
Junqueras y los golpistas catalanes condenados por el TS. PD

Tampoco se han mojado en exceso los magistrados del Tribunal Supremo, pero al menos han aplicado la ley y en una democracia como España, parece claro que todos los ciudadanos deben ser iguales ante ella.

Y canta y de forma vergonzosa que alguien como la mujer de Luis Bárcenas, ex tesorero del PP, este encerrada en prisión purgando una pena de 13 años y que los golpistas catalanes, que se reafirman cada día en sus delitos y no cesan de anunciar que volverán a las andadas en cuanto puedan, anden por la calle tan campantes y gocen de un régimen penitenciario de hotel de cinco estrellas.

Ninguno delos condenados ha cumplido siquiera la mitad de la condena.

En julio de 2020, la Generalitat concedía el tercer grado a los nueve golpistas del ‘procés’, al aceptar la propuesta de las juntas de tratamiento de las tres cárceles catalanas: Lledoners, Puig de les Basses y Wad Rass.

El Tribunal Supremo ha revocado este 4 de diciembre de 2020 el tercer grado concedido por la Generalitat a los nueve condenados a prisión por el «procés», quienes tampoco podrán gozar del régimen flexible que les permitía salir para ir a trabajar o hacer voluntariado en virtud del artículo 100.2 del reglamento penitenciario, al considerar que se trata de una medida prematura.

La decisión afecta especialmente a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y a la exconsellera Dolors Bassa, que mantenían el tercer grado a la espera de la decisión final del Supremo, mientras que los siete presos de Lledoners ya lo tenían suspendido cautelarmente, y ahora lo tienen anulado por completo. Los magistrados también les deniegan la aplicación del artículo 100.2, que les permitía salir algunos días a pesar de estar en segundo grado, por su «falta de conexión con un proceso de reinserción».

Los magistrados que juzgaron a los líderes independentistas han adelantado el fallo de los autos, cuyo contenido se conocerá en los próximos días, en los que estiman los recursos de la Fiscalía contra el tercer grado y contra la aplicación del artículo 100.2 que se concedió a los presos antes de otorgarles el régimen de semilibertad.

Entre otros motivos, el Tribunal Supremo esgrime que ninguno de los nueves condenados a penas que oscilan entre lo 9 y 13 años prisión, ha cumplido siquiera la mitad de las condenas y sólo tres de ellos -Jordi Sánchez, Jordi VCuixart y Joaquim Forn- tienen cumplida la cuarta parte de la condena.

Además, también deniega la aplicación de la semilibertad el artículo 100.2 por su falta de conexión por un proceso de reinserción, reiterando los argumentos que esgrimió en la resolución respecto a Carme Forcadell el pasado mes de julio, por la que anuló esa aplicación por la falta de conexión de un programa de tratamiento de ese tipo con un proceso de reinserción de los delitos cometidos.

El tribunal que ha dictado estas resoluciones está formado por Manuel Marchena (presidente y ponente), Andrés Martínez Arrieta, Juan Ramón Berdugo, Antonio del Moral, Andrés Palomo y Ana Ferrer.

Pere Aragonès reclama «amnistía urgente»

El vicepresidente del Govern con funciones de presidente, Pere Aragonès, ha lamentado este viernes la decisión del Tribunal Supremo de anular el tercer grado a los nueve presos del 1-O y ha dicho que la amnistía para todos los «represaliados es urgente».

A través de un tuit, el también coordinador nacional de ERC ha constatado que la decisión del tribunal es un «insulto» para todos los demócratas. «Son castigados por una justicia carcomida, vieja y caduca por el simple hecho de defender sus ideas», ha destacado.

Torrent ve «injusticia, venganza y arbitrariedad»

El presidente del Parlament, Roger Torrent, también ha lamentado este viernes la decisión del Supremo y ha considerado «injusticia, venganza y arbitrariedad» que se les haya denegado la semilibertad con el argumento de que es «prematura» y también la aplicación del artículo 100.2.

«Nacionalismo judicial que pasa por encima de todos los derechos fundamentales», ha dicho en un tuit. El presidente de la cámara catalana ha enviado «todo el apoyo» a los nueve presos afectados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído