Alberto Rodríguez está acusado de la comisión de un delito de atentado contra la autoridad y una falta leve de lesiones

El PSOE ‘traiciona’ al número 3 Podemos y le quita el fuero para que el Supremo le juzgue por patear a un policía

La Cámara Baja aprobó el suplicatorio al Alto Tribunal en un trámite con votación a puerta de cerrada

El PSOE ‘traiciona’ al número 3 Podemos y le quita el fuero para que el Supremo le juzgue por patear a un policía
Pablo Iglesias y Alberto Rodríguez PD

El PSOE ‘echó a los leones’ al número 3 de Podemos.

El Congreso de los Diputados aprobó otorgar el suplicatorio al Tribunal Supremo para procesar al secretario de Organización de Podemos, Alberto Rodríguez, por patear a la Policía en una manifestación en 2014.

La entrega a la Justicia ya había sido anunciada desde el PSOE, al confirmar que votarían a favor de que fuese juzgado por el Tribunal Supremo.

La ‘traición’ del PSOE a Podemos fue confirmada el 9 de diciembre por Adriana Lastra, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista.

En la rueda de prensa en la Cámara baja al término de la Junta de Portavoces, Lastra desveló que si bien la votación es nominal y secreta, por su parte no impedirá que se tramite el suplicatorio contra Rodríguez para que el Alto Tribunal “haga su trabajo”.

La noticia llega como un jarro de agua fría a Podemos, ya que la declaración de Lastra llega un día antes de que se reúna la Comisión del Estatuto del Diputado, encargada de redactar un dictamen al respecto y someterlo a votación primero en este órgano y después en el Pleno.

Similitud con Isa Serra

El número tres de Podemos siempre ha negado los hechos por los que se le acusa e incluso rechazó el pasado mes de octubre acudir a prestar declaración de forma voluntaria ante el Alto Tribunal, que después de tal negativa solicitó dicho suplicatorio al Congreso de los Diputados.

Preguntado también al respecto en rueda de prensa, el portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos-En Comú-Galicia en Comú, Pablo Echenique, indicó que ahora su compañero Alberto Rodríguez “no tiene ningún problema en acudir el Supremo para demostrar que esa acusación es falsa, que no hay pruebas. Y en este sentido, vamos a votar”, afirmó.

Una investigación similar ya acabó en condena dentro de Podemos.

Como fue el caso de la violenta Isa Serra, diputada y portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, quien fue sentenciada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) a un año y siete meses de prisión por los delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves y daños a raíz del intento de frenar un desahucio en 2014 en la calle Tribulete, ubicada en el barrio madrileño de Lavapiés.

No obstante, la lista de conflictos entre la Justicia y Podemos es larga.

¿Un condenado más para Podemos?

Es importante recordar que Pablo Iglesias está ‘en la cuerda floja’ después que el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, solicitó al Tribunal Supremo la imputación del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias [como había advertido Periodista Digital] por presuntos delitos de revelación de secretos con agravante de género, daños informáticos, denuncia falsa y simulación de delitos en el marco del ‘Caso Dina’.

A la espera de si se imputa o no al vicepresidente segundo, la lista de podemitas que han chocado contra la ley es larga.

Irene Montero se vio salpicada por una demanda laboral por la que era su escolta-recadera, que denunció “trato discriminatorio” de la Ministra de Igualdad y un “despido arbitrario”. Podemos ha terminado pagando a la extrabajadora evitando así ir a juicio.

A raíz de un enfrentamiento con la Policía Nacional en una protesta de Alcoa delante del Congreso de los Diputados, Rafael Mayoral, portavoz del partido y secretario de Sociedad Civil y Movimiento Popular, y Ángela Rodríguez, secretaria de Derechos LGTBI, fueron imputados por “atentado a la autoridad”.

No se puede olvidar a Rita Maestre, quien asaltaba capillas ligera de ropa al grito de “más bolas chinas y menos rosarios”.  Tampoco a Ramón Espinar, quien fue señalado por ganar 30.000 euros vendiendo su vivienda protegida sin llegar a ocuparla”, y ni hablar del dirigente de Podemos condenado en 2016 por agredir a un edil del PSOE. 

Uno de los delitos más graves estuvo protagonizado por José Oliver, dirigente del Podemos en Baleares y que fue condenado a 20 meses de cárcel y 3.000 euros de multa por la posesión de 148 gramos de metanfetamina. Como si fuera poco, también fue detenido por trapicheo de drogas Ramón Galindo, senador de Podemos por Lanzarote.

Pedro de Palacio Maguregui, que fue líder de Podemos en Burgos y diputado en Castilla y León, fue condenado por abusos sexuales a una niña de 5 años.

El 40% del órgano de dirección de Podemos ha tenido o tienen actualmente problemas con la Justicia. A lo que se suma que el propio partido se encuentra además imputado como persona jurídica en la causa sobre la presunta financiación ilegal, donde entran sus polémicos acuerdos con la consultora chavista Neurona.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

ALMACENAMIENTO EXTERNO

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído