El partido de extrema izquierda sigue contra las cuerdas en los procesos judiciales mientras intentan ‘asaltar’ el CGPJ lo antes posible

Doble bofetón judicial a Podemos: Iglesias, escaldado por el caso Neurona y el falso acoso sexual de Calvente

La Audiencia Provincial de Madrid ratificó que la abogada de Podemos Marta Flor Núñez denunció falsamente a José Manuel Calvente e Iglesias le difamó públicamente

Doble bofetón judicial a Podemos: Iglesias, escaldado por el caso Neurona y el falso acoso sexual de Calvente
Pablo Iglesias y la Justicia PD

Podemos recibió un doble bofetón judicial este lunes 21 de diciembre.

El golpe le puso le pinto la cara de colores a Pablo Iglesias y a la abogada podemita Marta Flor Núñez.

La Audiencia Provincial de Madrid ratificó, en sentencia firme (tras desestima el recurso de apelación interpuesto por Marta Flor contra el auto de la juez Rosa Freire), que no existió acoso por parte del abogado purgado de Podemos, José Manuel Calvente, a Marta Flor Núñez.

El tribunal afirma que ella denunció falsamente a su compañero y, además, Pablo Iglesias lo difamó públicamente acusándole de un supuesto acoso laboral y sexual para justificar su despido.

Sin embargo, la verdad es que Calvente fue purgado de Podemos por investigar la presunta financiación irregular que ahora instruye el juez Juan José Escalonilla.

En este sentido, la Audiencia confirma que “no se ha acreditado la comisión de ninguno de los delitos denunciados por la querellante”, tal y como sostuvo la titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid.

“Partiendo del relato de hechos que se realiza en el escrito de querella, que se ratificó ante la juez instructora donde, como se ha recogido, mantuvo en esencia el contenido de la misma, la declaración del querellado, los contenidos completos de las conversaciones mantenidas entre ambos vía WhatsApp y emails y demás documentos obrantes en la causa, debe compartirse, como se ha dicho, el sobreseimiento provisional acordado por la Juez a quo, al no haberse acreditado incidiariamente la comisión de ninguno de los delitos imputados”, afirmó abriendo las ‘heridas’ a Podemos.

La sentencia de la Audiencia Provincial es firme, por lo que no cabe recurso contra la resolución.

El ‘china’ en la zapatilla de Podemos

José Manuel Calvente se ha convertido en una ‘china’ en la zapatilla de Podemos, ya que no es la primera vez que les ‘despluma’ en los tribunales.

El partido de extrema izquierda ya se vio obligado a reconocer la improcedencia del despido del abogado y aceptó abonarle la indemnización correspondiente.

Por lo incómodo que está resultado para Pablo Iglesias, Calvente, admitió tener miedo de “la guerrilla de Podemos”. Fue la primera vez que se reconoció públicamente que existe un presunto grupo violento vinculado al partido del vicepresidente segundo.

Ahora, el Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid abrió diligencias de investigación sobre la “guerrilla de Podemos” en el marco de las amenazas de muerte y el acoso que sufrió el magistrado del caso Dina-Iglesias, Manuel García-Castellón.

Una ola de ataques que llegaron después de que el juez solicitó al Tribunal Supremo la imputación del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias [como había advertido Periodista Digital] por presuntos delitos de revelación de secretos con agravante de género, daños informáticos, denuncia falsa y simulación de delitos en el marco del ‘Caso Dina’.

La Comisaría General de Información de la Policía Nacional habría, según publica OkDiario, determinado que los mensajes intimidatorios pertenecen a figuras próximas al partido de extrema izquierda.

El citado medio apunta que, según consta en un oficio de la Dirección General de la Policía Nacional, “se han tramitado diligencias policiales dirigidas a la Fiscalía de Criminalidad Informática de Madrid dando cuenta de posibles acciones delictivas contra don Manuel García-Castellón, encontrándose la causa, según la información disponible, en fase de instrucción en el Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid”.

Ahora, el juez titular Esteban Vega será quien tendrá que analizar de forma pormenorizada el informe para decidir si continúa con la investigación.

Segundo bofetón

Podemos también sufrió un revés en la investigación del ‘caso Neurona’.

Dos de las personas que trabajaron para Podemos durante la campaña de las elecciones generales del 28 de abril de 2019 confesaron que no conocían ni a la consultora política Neurona ni a sus trabajadores.

Una afirmación demoledora en el marco de la investigación que lleva a cabo el juez Juan José Escalonilla para determinar si el trabajo que esta empresa hizo para el partido fue real o si, por el contrario, hubo un contrato simulado para desviar dinero de las cuentas ‘moradas’.

El juez ha escuchado los testimonios de Silvia Santana y Tirso Nohales, quienes fueron contratadas por Podemos para la campaña electoral de 2019 para la prestación de servicios audiovisuales.

Sus versiones son clave «de cara a comprobar la realidad de prestación por Neurona Comunidad S.L. de los servicios que presuntamente le fueron contratados por el partido político».

Durante la declaración se les han mostrado una serie de vídeos editados sobre actos electorales que habría realizado Neurona. Santana y Nohales, de acuerdo con dichas fuentes, han reconocido los eventos en los que participaron, pero no las imágenes usadas ni el resultado final. También se han visionado vídeos editados de eventos en los que no estuvieron ninguno de los dos.

Por otro lado, el juez ha ordenado una serie de diligencias de investigación en las que se interesa por Neurona Consulting, la matriz mexicana de Neurona Comunidad, según un auto del pasado 16 de diciembre.
Escalonilla ha solicitado a la Brigada de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción que lleve a cabo «las oportunas gestiones» para localizar el domicilio de Germán Cobo, persona de enlace entre el administrador de Neurona Comunidad, Elías Castejón, y los socios mexicanos (Andrea Edlin López y César Hernández); y Waldemar Aguado, uno de los trabajadores de Neurona que se habrían desplazado a España desde México para prestar los servicios contratados por Podemos, para poder interrogarles como testigos.
Asimismo, ha pedido a la Brigada que «investigue las cuentas bancarias de las que resultan titulares en España Neurona Consulting, Elías Castejón y Germán Cobo».
Hasta ahora, Escalonilla había indagado en las cuentas bancarias desde las que Podemos pagó a la consultora política. Un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), elaborado a petición judicial, y la contabilidad de la mercantil española de los años 2019 y 2020, entregada por Castejón, reflejan que el partido abonó más de 425.000 euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído