TAMBIÉN OTORGA BENEFICIOS PENITENCIARIOS A UN PRESO DEL GRAPO VINCULADO CON EL SECUESTRO Y DESAPARICIÓN DE PUBLIO CORDÓN

Marlaska ‘felicita’ el Año Nuevo a las víctimas de ETA con 11 nuevos acercamientos de terroristas

Uno de los presos aproximados al País Vasco es Juan Carlos Iglesias Chouzas, 'Gadafi', que asesinó a una veintena de personas, entre ellas a un niño de dos años

Marlaska 'felicita' el Año Nuevo a las víctimas de ETA con 11 nuevos acercamientos de terroristas

Ni en fin de año las víctimas del terrorismo pueden estar tranquilas.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ‘felicita’ 2021 con el acercamiento de 11 nuevos presos de la banda terrorista ETA y otro más del GRAPO.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) denuncia que el Gobierno de España ha aprobado el acercamiento de reclusos con numerosos delitos de sangre, como Juan Carlos Iglesias Chouzas ‘Gadafi’ y José Ignacio Guridi Lasa, amén de otro nombre triste para la historia de España, el que fuera dirigente de los GRAPO, Manuel Pérez Martínez, conocido como Camarada Arenas y que estuvo relacionado con el secuestro y desaparición del empresario zaragozano Publio Cordón.

Desde luego, tal y como denuncia la AVT, la sensibilidad no es el punto fuerte del ministerio de Marlaska:

Estos nuevos acercamientos coinciden con el aniversario del atentado cometido por ETA en la T-4 en el aeropuerto de Barajas, y uno de los implicados, Igor Portu Juanena, está entre la lista de estos traslados. Si ya es doloroso comunicar a las víctimas que sus verdugos van a ser acercados a sus domicilios, más lo es hacerlo en el día de su aniversario, con el dolor añadido que esto supone para las víctimas.

Las víctimas del terrorismo coinciden en destacar las declaraciones formuladas desde Sare, una de las organizaciones de los presos de ETA, en las que se ensalzó que Interior haya aprobado acercamientos de presos etarras al País Vasco casi de manera semanal y que el objetivo final es ponerlos a todos en la calle.

El dato resulta desalentador para quienes han sufrido la lacra del terrorismo. Y es que nada más y nada menos que 105 de los 195 etarras en prisión están a menos de 200 kilómetros de sus domicilios.

La AVT recalca sus críticas al Ejecutivo de Sánchez:

Una vez más, nos sentimos en la obligación de alzar la voz ante esta inmoral campaña de derogación de la política de dispersión que está llevando a cabo el Gobierno de Pedro Sánchez. Desde la AVT seguimos esperando noticias de la reunión que nunca llega, y que llevamos ya mucho tiempo solicitando con el Ministro del Interior, para que dé la cara y nos explique qué ha cambiado en la política penitenciaria.

En septiembre de 2018, el Ministro del Interior nos aseguró que los acercamientos serían ‘puntuales, sin delitos de sangre y con la mayor parte de condena cumplida’, algo que en los últimos meses no se ha llevado a cabo, de hecho, los acercamientos son masivos, de presos que cuentan en su historial delictivo con asesinatos, y sin colaborar con la Justicia, algo que consideramos fundamental para comprobar el verdadero arrepentimiento de un terrorista.

LA NUEVA LISTA DEL OPROBIO CONTRA LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

Estos son los 11 ‘angelitos’ que Marlaska ha acercado al País Vasco o muy cerca de esta autonomía:

  1. Iker Lima Sagarna. Del Centro Penitenciario de Huelva al Centro Penitenciario de Mansilla, en León. Ingresó en prisión el 25 de noviembre de 2002 y cumple una condena de 25 años por los delitos de incendio, daños, lesiones y desórdenes públicos.
  2. Luis Enrique Garate Galarza. Del Centro Penitenciario Puerto I a la prisión cántabra de El Dueso. Condenado en 2012 a 54 años de prisión por participar en el secuestro del industrial alavés Lucio Aguinagalde Aizpurua. En el operativo policial para liberar al empresario, el 2 de noviembre de 1986, resultó muerto Genaro García de Andoain Larrinaga.
  3. Igor Portu Juanena. Del Centro Penitenciario de Córdoba a la prisión de Daroca, en Zaragoza. En mayo de 2010 la Sección 3ª le condenó a 1040 años de prisión como responsable del atentado de la T4 en el que murieron Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate.
  4. Ainhoa García Montero. Del Centro Penitenciario de Topas (Salamanca) al Centro Penitenciario de Asturias. Fue condenada en 2011 por el asesinato de José Ángel Santos Laranga y Josu Leonet Azkune. La Sección Cuarta de la Audiencia Nacional también le condenó a 22 años por un delito de tenencia y depósito de explosivos y dos delitos de depósito de armas relacionados con el arsenal que el «comando Buruntza» guardaba en un piso de Zizurkil y una lonja de Zaldibia (Guipúzcoa).
  5. Juan Carlos Besance Zugasti. Del Centro Penitenciario de Huelva al Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia). Fue condenado a 58 años de prisión por el asesinato de José Javier Múgica, concejal de UPN en Leitza (Navarra). También fue condenada a 19 años de prisión por intentar asesinar de un tiro al ex consejero socialista de Justicia y Educación del Gobierno Vasco, José Ramón Recalde en el año 2000.
  6. Manex Castro Zabaleta. Del Centro Penitenciario Puerto III, en Cádiz, a la prisión de Daroca, en Zaragoza. Fue condenado a 44 años por su participación en el atentado contra Ignacio Uria.
  7. Juan Carlos Iglesias Chouzas. Del Centro Penitenciario de Alicante II al Centro Penitenciario de Dueñas, en Palencia. En 2003 fue condenado a un total de 82 años de prisión por su participación en el atentado perpetrado por ETA el 7 de noviembre de 1991 en Erandio y que acabó con la vida del niño Fabio Moreno. En junio de 2006 fue condenado a 40 años de prisión por su relación con el atentado contra Ramón Bañuelos Echevarría. En 2006 también fue condenado a más de 1200 años de prisión por su participación en el atentado perpetrado el 2 de septiembre de 1990 en Bilbao y que acabó con la vida de José Manuel Alba Morales y Luis Alberto Sánchez García. Además, cumple 35 años de condena por su participación en el atentado que acabó con la vida de Luis Alfredo Achurra Cianca el 14 de diciembre de 1990 en Amorebieta. A esto, se le añade una condena de 52 años de prisión por su participación en el atentado que acabó con la vida de José Manuel Cruz Martín el 8 de abril de 1991 en Baracaldo. En septiembre de 2006 fue condenado a 50 años de prisión por su participación en el atentado cometido el 14 de enero de 1992 en Bilbao que acabó con la vida de José Anseán Castro. En enero de 2007 fue condenado a 30 años de prisión por su participación en el atentado que acabó con la vida de Pedro Carbonero el 19 de noviembre de 1991 en Galdacano.
  8. José Ignacio Guridi Lasa. Del Centro Penitenciario de Jaén a la prisión de Mansilla de las Mulas, en León. Fue condenado el pasado mes de noviembre a 52 años de cárcel por la colocación de un artefacto -que no llegó a explosionar- en una maceta que se encontraba en el alfeizar de un adosado de Citruénigo (Navarra). En 2002 fue condenado a 30 años de prisión por el asesinato de José Luis López de la Calle. También fue condenado a 75 años de prisión por el asesinato en agosto de 2002 de los guardias civiles Irene Fernández Perera y José Ángel de Jesús Encinas, en Sallent de Gállego.
  9. María Jesús Arriaga Martínez. Del Centro Penitenciario de Topas en Salamanca, al centro Penitenciario de Pamplona. Ingresó en prisión el 7 de mayo de 2010 y cumple una condena de 23 años por asesinato en grado de tentativa de un Policía Nacional en 1985.
  10. Francisco Javier Gallaga Ruiz. Del Centro Penitenciario de Córdoba a la prisión zaragozana de Daroca. En abril de 2006 fue condenado a 343 años de prisión por su participación en el atentado que acabó con la vida de Miguel Ángel Ayllón Díaz González.
  11. Fermín Vila Michelena. Del Centro Penitenciario de Alicante II a la prisión de Zuera, en Zaragoza. La Audiencia Nacional le condenó en 2015 por el atentado que asesinó a Luis Ortiz de la Rosa.

Y DE PROPINA, UN PRESO DEL GRAPO

Asimismo, también se ha dado luz verde al traslado de Manuel Pérez Martínez, miebro de los GRAPO, que pasa del Centro Penitenciario de Castellón II a la prisión de Madrid VI (Aranjuez).

Fue condenado por el Tribunal Supremo en 2009 a 7 años de cárcel por el secuestro y desaparición de Publio Cordón, sentencia confirmada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En 2012 la Audiencia Nacional lo condenó a 17 años de cárcel junto con Fernando Silva Sande y María Victoria Gómez por un delito de estragos terroristas, al ser considerados culpables de la colocación de una bomba en una empresa de trabajo temporal de Madrid en 1998.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído