El Supremo también apuntaba que era necesaria una ampliación de la pericial informática sobre los daños en la tarjeta

El juez del ‘Caso Dina’ acorrala a Iglesias: enviará la tarjeta SD a la Policía Científica

Los agentes serán los encargados de analizar la tarjeta que estuvo en las manos del líder de Podemos durante meses sin la autorización de su exasesora

El juez del ‘Caso Dina’ acorrala a Iglesias: enviará la tarjeta SD a la Policía Científica
Pablo Iglesias y Dina Bousselham PD

El ‘Caso Dina’ sigue atormentando a Pablo Iglesias.

El Juzgado Central de Instrucción número 6 buscará apretar un poco más las tuercas al líder de Podemos y enviará a la Policía Científica la tarjeta SD del móvil que fue sustraído a Dina Bousselham, exasesora de Iglesias.

La Policía Científica tendrá que intentar tener acceso a los archivos que contiene la SD y que estuvo en control del vicepresidente segundo sin la autorización de Dina. Una práctica que su pareja, Irene Montero, ha evitado tildar de machista pese a que existen campañas del Ministerio de Igualdad que denuncian este tipo de situaciones.

Con la información de la pericial informática, el juez podrá ordenar nuevas diligencias en el marco de esa pieza separada número 10 de la causa Tándem.

La decisión del Juzgado Central de Instrucción número 6 es un duro golpe para Podemos, ya que el partido festejó (como si se hubiese archivado el caso) que el Tribunal Supremo (TS) devolviera la causa a la Audiencia Nacional tras estudiar la exposición razonada.

Ahora, el partido de extrema izquierda empieza a ver que su celebración quizá fue un tanto anticipada.

Es importante recordar que fue el magistrado Manuel García-Castellón quien en octubre consideró, indiciaria y provisionalmente, que Iglesias había cometido un delito de descubrimiento y revelación de secretos; otro de daños informáticos; y otro de acusación y denuncia falsa, en relación con el robo del móvil Dina Bousselham en noviembre de 2015.

Ahora, teniendo de nuevo las riendas del caso, atiende primero lo que el alto tribunal señalaba en su auto referente con el presunto delito de daños informáticos.

En concreto, el Tribunal Supremo consideraba necesario que Bousselham fuera de nuevo escuchada por el juez en relación a si el contenido de la tarjeta era accesible cuando se la entregó Iglesias, ya que a lo largo de la instrucción ha hecho diferentes matizaciones al respecto.

Cabe recordar que el líder de Podemos tuvo en su poder esa tarjeta durante un tiempo indeterminado después de que se la entregara el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio.

El Supremo también apuntaba que era necesaria una ampliación de la pericial informática sobre los daños en la tarjeta para precisar las causas que impiden acceder a la información que contiene, cual fue el sistema o la técnica empleada para proceder al borrado, eliminación, deterioro, inservibilidad o inaccesibilidad de los archivos que la tarjeta contenía, y si es posible proceder a la recuperación de todos estos datos y fecha del último acceso.

Y en ese punto exacto es en el que la Audiencia Nacional quiere retomar el asunto. Así, una vez la tarjeta les aporte algún dato nuevo para investigación, sólo entonces, decidirán las nuevas diligencias, entre las que debería estar citar de nuevo a Bousselham.

Irene Montero, salpicada

Mientras Pablo Iglesias intenta salir a flote en sus cloacas del ‘Caso Dina’, la investigación no deja de salpicar a su pareja, Irene Montero.

A pesar que la Ministra de Igualdad intenta, sin éxito, defender la actitud machista de su pareja Pablo Iglesias, una vez más quedó demostrado que su defensa feminista no es otra cosa que una mensaje en la búsqueda de captar votos.

En el programa ‘La hora de La 1’ del 28 de enero, el Joaquín Manso, director adjunto de El Mundo lanzó una dura pregunta que ‘Dina-mito’ a Irene Montero ante las cámaras de RTVE:

“¿Qué le parece a la ministra de Igualdad que un ciudadano varón acceda desde una posición de poder a la intimidad más reservada de una subordinada, después le oculte estas circunstancias durante varios meses, y por último argumente que si lo hizo fue para protegerla porque quizás ella no podría soportar la presión?”.

Visiblemente incómoda por la pregunta, Irene Montero no respondió nada al respecto. Al contrario, optó por el ‘comodín’ de atacar a los medios de comunicación y de acusar a toda información incómoda para Podemos de ser un ‘bulo’ o una ‘fake news’.

«Yo respeto mucho la línea editorial de su periódico, pero está quedando claro que no existe caso Dina», ha insistido Montero.

La pareja del vicepresidente siguió el discurso prediseñado de Podemos:

«Como ha dicho la Audiencia Nacional y como decía antes, Pablo Iglesias es una víctima de las Cloacas del Estado (…) una red que tenía una importante pata mediática. Inda y Urreiztieta aparecen en con claridad en los papeles de Villarejo como periodistas que supuestamente habrían ayudado a la difusión de esos bulos y noticias falsas intentando atacar a Pablo Iglesias y otros líderes políticos con la intención de subvertir la democracia», ha añadido la política, mencionando en esta ocasión al subdirector de El Mundo.

La pregunta de Manso golpeó con fuerza a Podemos, que rápidamente comenzó sus ataques contra el periodista en las redes sociales, desde Pablo Echenique hasta a Juan Carlos Monedero.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído