El ‘protegido’ de Unidas Podemos también fue condenado por amenazar a un testigo y agredir a un periodista de TV3

¿Pablo Hasel alargará su estancia en prisión?: Fiscalía pide 5 años más por la protesta a favor de Puigdemont

El rapero está señalado por promover el asalto a la subdelegación del Gobierno en Lérida, así como por los delitos de desórdenes públicos, atentado a la autoridad, lesiones y daños

¿Pablo Hasel alargará su estancia en prisión?: Fiscalía pide 5 años más por la protesta a favor de Puigdemont
Pablo Hasel PD

La estancia de Pablo Hasel en prisión se podrá alargar mucho más de lo que tiene previsto.

El rapero, condenado por enaltecimiento al terrorismo, podrá pasar hasta cinco años más en prisión por participar en los incidentes que tuvieron lugar en la noche del 25 de marzo de 2018, cuando se intentó asaltar a la subdelegación del Gobierno en Lérida como protesta por la detención en Alemania de Carles Puigdemont.

Así lo ha solicitado la propia Fiscalía que, además de acusar a Hasel de participar en el asalto a la subdelegación del Gobierno en Lérida, también le señala por los delitos de desórdenes públicos, atentado a la autoridad, lesiones y daños.

Es importante recordar que en las violentas protestas de 2018, el edificio de la subdelegación del Gobierno en Lérida y varios vehículos policiales sufrieron daños, mientras que cuatro mossos fueron lesionados.

La Abogacía del Estado está personada en la causa penal para reclamar la indemnización por los daños materiales. No así la Generalitat, que no se ha personado contra Hasel para acusarlo por agresiones a los agentes.

El escrito de acusación presentado en el juzgado de instrucción número 1 de Lérida mantiene que el rapero (ya encarcelado) y otros 10 acusados formaron parte del grupo que incitó a la muchedumbre y dirigió el ataque a los mossos d’Esquadra que custodiaban el edificio.

«Previo acuerdo con otras personas no identificadas, [los acusados] empujaron a las líneas policiales hacia el edificio, gritando e incitando al resto de los 3.000 manifestantes que al menos allí se encontraban a hacerlo», afirma la Fiscalía.

«Durante el transcurso de la acción», prosigue el escrito presentado en diciembre, «todos los acusados, con evidente intención de alterar la paz pública, acorralaron a los agentes por medio de patadas y empujones que propinaban ayudándose del anonimato que ofrece la masa de gente que allí se congregaba, provocando que los agentes fueran retirando poco a poco hasta el umbral de la puerta de entrada del edificio de la Subdelegación del Gobierno».

Con los policías ya tocando con sus espaldas la puerta e imposibilitados de retroceder más, «los acusados, junto con la masa de gente virulenta y envalentonada por la situación, siguieron arrinconando a los agentes, le sustrajeron las emisoras de radio, les lanzaron objetos (monedas, huevos, arroz…)». También arrancaron los plásticos de las furgonetas de los Mossos y se los arrojaron a los agentes y al edificio, donde también hicieron pintadas y rompieron la valla de seguridad del acceso al aparcamiento.

Los mossos sólo lograron recuperar el control de la situación y ganar el espacio que habían cedido tras disparar «varias salvas», que acompañadas de nuevas cargas provocaron que el tumulto retrocediese.

Por estos hechos, la Fiscalía atribuye a Pablo Hasel y los otros 10 acusados los delitos de desórdenes públicos (tres años de prisión), atentado a la autoridad (un año y medio), cuatro delitos leves de lesiones (nueve meses de cárcel y 900 euros de multa) y un delito de daños (multa de 2.700 euros).

El escrito también reclama casi 7.000 euros como indemnización por los daños en el edificio.

Ola de condenas

Al cantante defendido desde Unidas Podemos le siguen creciendo los problemas con la Justicia.

Es importante recordar que, además de su condena por enaltecimiento del terrorismo, al rapero le cayeron seis meses más de prisión por agredir a un periodista de TV3 (aún la sentencia no es firme).

Sin olvidar que Hasel fue encontrado culpable de amenazar a un testigo y obstruir a la justicia, por lo que le cae una sentencia de dos años y medio de cárcel, según una sentencia de la Audiencia de Lérida.

Los hechos por los que se aumenta su condena ocurrieron la tarde del 18 de octubre de 2017, en la terraza de una cafetería de Lérida.

Hasel, cuyo apellido real es Rivadulla, acompañado de su perro, se dirigió hacia un hombre que había declarado a favor de un agente de la Guardia Urbana que estaba acusado (y finalmente absuelto) de haber agredido a un menor amigo del rapero.

“¿Tú eres amigo de los urbanos? ¿Has visto lo que has hecho?”, le gritó Hasel, que también intentó darle una patada. Cuando otros mediaron para separarles, el rapero le espetó: “¡Te mataré, hijo de puta, ya te cogeré!”.

Dos días antes, Hasel había escrito en su cuenta de Twitter: “La Guardia Urbana de Lleida compró a este testigo falso para declarar contra un compañero al que dieron una brutal paliza. Han sido absueltos”. Y en el mismo mensaje, como represalia, el rapero colgó la fotografía del testigo.

La pena de dos años y medio por estos hechos ya se la había impuesto el Juzgado de lo Penal número 3 de Lérida, pero ahora la Audiencia Provincial ha confirmado la sentencia en su integridad, excepto en lo relativo a una multa inicial impuesta por un delito de maltrato de obra, del que sí ha sido absuelto.

Esta sentencia de la Audiencia de Lérida, que es recurrible al Supremo, llega solo dos días después del ingreso de Hasel en prisión para cumplir nueve meses de cárcel por enaltecer el terrorismo en una cincuentena de tuits.

Ahora, la justicia deberá valorar si el rapero deberá encadenar en prisión estas dos condenas de forma consecutiva, o bien puede esperar a que la segunda sea firme.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído