LA HERENCIA QUE DEJA EL LÍDER DE UNIDAS PODEMOS ES PARA ECHARSE A TEMBLAR

La ‘foto-matón’ de Podemos: Iglesias y otros facinerosos

Agresiones a la Policía, chachullos contables, nombramientos sin justificar o despidos laborales con alto coste para el erario público son algunas de las 'perlas' perpetradas por los fieles del 'marqués de Galapagar'

La 'foto-matón' de Podemos: Iglesias y otros facinerosos

La foto tiene mucha miga.

Pablo Iglesias se despidió la noche del 4 de mayo de 2021 de la política activa rodeándose de lo más ‘granado’ que hay en Unidas Podemos, empezando por él mismo.

Porque si de algo puede presumir la formación populista en estos siete años de vida es que tiene un largo historial de problemas con la Justicia.

E Iglesias no defraudó al personal al comparecer ese 4-M con unos personajes que no son, precisamente, trigo limpio.

Esta es la ‘alineación’ de cargos con cuentas pendientes con la ley que el ‘marqués de Galapagar‘ convocó para esa rueda de prensa en la que anunció que renunciaba a coger el acta de diputado por Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid:

ISA SERRA: La que ahora volverá a ser la líder de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid tras la tocata y fuga de Pablo Iglesias sabe que, judicialmente, pende de un hilo. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) condenó a un año y siete meses de prisión a la política morada por los delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves y daños a raíz del intento de frenar un desahucio en 2014 en la calle Tribulete, ubicada en el barrio madrileño de Lavapiés, amén de insultos varios a una agente de policía.

JESÚS SANTOS: Como político no sabemos cómo se manejará, pero como sea igual que en su ámbito profesional, los ciudadanos lo llevarían clarinete con él de tener algún tipo de responsabilidad. Presidente de la empresa pública de Servicios Municipales de Alcorcón, lleva ya tres condenas a cuestas por el despido improcedente de trabajadores discapacitados. Por lo pronto, en lo que va de año 2021, esta ‘joyita’ morada ha hecho que el consistorio madrileño tenga que desembolsar la nada despreciable suma de 175.000 euros en concepto de indemnizaciones.

ALBERTO RODRÍGUEZ: El diputado ‘rastas’ tiene un lío tremebundo con la Justicia. Está acusado de un presunto delito de atentado y falta de lesiones. El Tribunal Supremo dictó el 12 de abril de 2021 un auto por el que ordena proseguir la causa contra él por presunto delito de atentado y falta (o delito leve) de lesiones, y además por los trámites de procedimiento abreviado. Lo que se juzga consiste en los hechos acaecidos el 25 de enero de 2014 en La Laguna (Tenerife); una manifestación contra el ministro de Educación del PP, José Ignacio Wert, durante la que hubo una presunta patada a un policía por parte del hoy diputado podemita.

PABLO IGLESIAS: La fuga política de Pablo Iglesias empieza a mostrar sus primeras consecuencias. El exlíder de Podemos, tras perder su condición de aforado, queda a la merced de la Justicia en el ‘Caso Dina’, donde está siendo investigado por la presunta destrucción de la tarjeta del teléfono de su exasesora Dina Bousselham. La Audiencia Nacional imputará al ‘Marqués de Galapagar’ para que declare en calidad de investigado por un delito de daños informáticos dentro de tres semanas aproximadamente, para finales de este mayo de 2021.

JUAN CARLOS MONEDERO: El cofundador podemita es otro de los habituales en saltarse las leyes hasta que le pillan. Ya en tiempos de Cristóbal Montoro como ministro de Hacienda tuvo que hacer una declaración complementaria por un quítame allá esos 400.000 euros de una asesorías bolivarianas que ‘olvidó’ declarar al fisco. Ahora, en pleno intento de escabullirse del ‘caso Neurona’, ha visto como el Juan José Escalonilla rechaza su oferta de zafarse de la investigación de la UDEF. El exasesor del régimen chavista ofreció abrir su correo electrónico, pero el Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid insistió en que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) será encargada de investigar el intercambió de mensajes entre Monedero y la matriz mexicana de la consultora chavista Neurona Comunidad.

IRENE MONTERO: No tiene nada fácil la pareja de Iglesias su horizonte judicial. Si ya se las vio y se las deseo para evitar su presencia ante el juez por el acoso laboral al que sometió a su escolta, una mujer a la que le hizo hacer las veces de chófer y de chica de los recados, ahora le viene una más gorda. El problema se llama ‘Teresa Arévalo’, una militante de Unidas Podemos a la que Montero usó como niñera y después la convirtió en un alto cargo del Ministerio de Igualdad. El juez que investiga el caso por un supuesto delito de administración desleal ha citado a declarar como investigada a Teresa Arévalo, jefa adjunta de gabinete de la ministra, a mediados de julio de 2021.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído