EL EXPRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA SE PONE DE ALFOMBRILLA DE LOS INDEPENDENTISTAS

Zapatero abraza a los golpistas: «Que Ayuso diga que los indultos son ilegales es una desfachatez»

"Harían falta más horas con el PP que con los independentistas para convencerles de una reforma constitucional"

Zapatero abraza a los golpistas: "Que Ayuso diga que los indultos son ilegales es una desfachatez"
José Luis Rodríguez Zapatero.

No se podía esperar otra cosa del personaje en cuestión.

El zascandil José Luis Rodríguez Zapatero, el perejil de todas las salsas políticas en las que haya un serio problema, no podía dejar pasar la ocasión para dar su opinión sobre los indultos a los golpistas catalanes.

Este 27 de junio de 2021, en el diario La Razón, el expresidente del Gobierno entre 2004 y 2011 se somete a una maratoniana entrevista en la que no deja lugar a la duda sobre sus inclinaciones a favor de quienes han tratado de romper España.

Para empezar, se muestra comprensivo, y nada ofendido, con la actitud chulesca y desafiante de los independentistas segundos después de salir de la cárcel:

A mí no me ofendió. Era lógico y más que previsible. Ahora bien, todos debemos tener claro que la democracia no exige a nadie que cambie de ideología, pero sí que todos respetemos las leyes y los procedimientos que nos hemos dado. Nadie esperaba que fueran a presentarse como unos derrotados. Eso también entra dentro de la lógica. Pero todos sabemos que hoy no es viable el proyecto independentista de 2017.

Como en todo en la vida, cuando tienes que renunciar a algo, en este caso a una construcción en la que estuvieron trabajando durante siete años, esto exige un tiempo de digestión. Los indultos son un punto de inflexión, pero ahora vamos a necesitar cuatro o cinco años por delante para que recuperemos la situación anterior a 2010.

Por supuesto, tiene claro que aquellos dirigentes del Partido Popular como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que tanto ha largado en contra de la medida de gracia a los secesionistas encarcelados, están en una senda alejada de los principios constitucionales:

Yo entiendo que los indultos puedan gustar o no. Pero dudar de su constitucionalidad ya son palabras mayores. Y estos días he visto la desfachatez con la que la presidenta de la Comunidad de Madrid decía que eran una decisión ilegal. Me preocupan mucho algunos de los comportamientos que observo en la derecha.

De hecho, según el expresidente del Gobierno de España, sería más sencillo convencer a los partidos independentistas de una reforma constitucional:

La reforma constitucional exige contar con el PP. Y dada la actitud del PP, posiblemente harían falta más horas con el PP que con los independentistas para convencerles de una reforma constitucional. Pero mi pronóstico es que esa modificación constitucional se producirá en algún momento, y habrá que contar con el PP, aunque será difícil mientras siga sometido a la tensión con VOX. Ahora bien, esto no quiere decir que, mientras, no podamos hacer nada: el ordenamiento jurídico democrático ofrece muchas posibilidades para desterrar esa idea de que éste es un conflicto infinito que no tiene solución.

«HAY QUE BUSCAR PUNTOS DE ENCUENTRO CON QUIENES NO SE SIENTEN PARTE DE ESPAÑA»

Para Zapatero es vital que el principal partido de la oposición entienda el sentimiento independentista latente en Cataluña:

Sería deseable que el PP abriera la reflexión sobre si es un dato político relevante que haya dos millones de personas en Cataluña que no quieran formar parte de España. El PP no fue consciente en 2017 de la entidad del problema que tenía que gestionar, y por eso le pasó lo que le pasó. Pero en democracia es importante saber revisar nuestras propias posiciones, y el PP está todavía a tiempo, aunque es muy difícil que reaccione bajo la competencia con VOX. Su rechazo total a dialogar en Cataluña ni siquiera le va a llevar a ganar unas elecciones, la estrategia es equivocada.

Aunque se escuda en palabrería hueca, Zapatero considera que hay que ser sensible y comprensivo con aquellos dos millones de catalanes que consideran que comunidad no forma parte de España:

El Gobierno, y ojalá que también el resto de fuerzas, tiene que entender que realmente hay un problema cuando la mitad de los ciudadanos de una comunidad como Cataluña no quieren formar parte de España. Ahí está el problema. Y puedes ignorarlo o pretender resolverlo diciendo que hay dos millones de insensatos, y el problema seguirá creciendo. La otra parte siempre tendrá sus razones, aunque tú no las compartas, y la única solución es aproximarte y buscar puntos de encuentro.

Te puede interesar

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído