La Abogacía del Estado se retira como acusación de la causa sobre Iberdrola, para hacer un favor a la eléctrica

El comisario Villarejo mete al socialista Sánchez en las saunas sexuales de su suegro

El policia de todas las corrupciones guarda un sinfin de agendas donde apuntaba los encuentros de su entramado y en uno de ellos aparece la familia política del presidente del Gobierno

El comisario Villarejo mete al socialista Sánchez en las saunas sexuales de su suegro
Villarejo, Sánchez y las saunas sexuales. PD

La verdad es que tras amenazar con ‘tirar de la manta’ y ponerse a cantar como un canario hasta hundir a todo quisque, José Villarejo se ha quedado afónico.

Se le ha disipado bastante la chulería al comisario de todas las corrupciones, porque en pocas semanas vuelve al banquillo y quiere dar la impresión de que ha aprendido la lección y será muy dócil, si los que mandan, en esta ocasión el Gobierno PSOE-Podemos, lo trata con dulzura y evita que vuelva a dar con sus huesos en la cárcel.

Villarejo se agarra a un clavo ardiendo, pero lo tiene complicado, porque ha dejado detrás muchos rastros, muchas pifias, muchas cintas y muchos agraviados.

Entre estos y paradójicemante, el socialista Pedro Sánchez a quien el comisario viculó con las saunas ‘sexuales’ de su suego.

En una de las piezas separadas de la macrocausa, la operación Kitchen, aparece una nota en la que el excomisario cita al actual presidente del Gobierno.

La información contenida se refiere al lunes 28 de junio de 2014, justo un día después del Congreso Federal del PSOE en el que Sánchez se convirtió por primera vez en secretario general del partido.

Según desvela el periodista Javier Chicote en ABC, el manuscrito de Villarejo hace referencia a una comida entre dos policías y el suegro de Sánchez, Sabiniano Gómez Serrano.

«El lunes siguiente a ganar las elecciones Pedro Sánchez, quedaron a comer BIG y GB con su suegro, Sabiniano Gómez Serrano, que es el hermano de Conrado y Enrique, dueños de varias saunas sexuales. Dos de homosexuales en S. Bernardo y una hetero en la lateral de Princesa donde solía ir EB a enrollarse con la encargada, rubia que fue despedida porque protestaba por no cobrar. Fue en el restaurante La Ardosa de c/ Abolengo».

‘BIG’ es el apelativo con el que Villarejo solía referirse al comisario Enrique García Castaño, jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) por entonces y celebraba almuerzos periódicos con el suegro de Sánchez y con sus hermanos, con los que mantenía una vieja relación de amistad.

Como desvela Chicote, lo más probable es que dicha reunión se celebrase precisamente por esos motivos y no por intereses políticos relacionados con la reciente elección de Sánchez como líder de los socialistas.

Villarejo también refleja en sus apuntes el nombre de la fuente que le informa sobre el encuentro, al que identifica como ‘Salas’, que según el diario podría corresponder a Carlos Salamanca, un comisario retirado y vinculado a expolicía.

Y es que la maraña de escuchas y anotaciones de Villarejo confrorman un entramado que no deja ‘títere con cabeza’ puesto que el llamado ‘caso Tandem’ incluye una treintena de piezas separadas que van desde la citada ‘operación Kitchen’, en la que se investiga un supuesto espionaje a Luis Bárcenas por parte del Minsisterio del Interior, hasta las escuchas a Corinna Larsen, pasando por investigaciones a empresas del Ibex como BBVA o Iberdrola.

FAVORES OSCUROS: La Abogacía del Estado ha presentado un escrito en el Juzgado Central de Instrucción 6 para retirar su acusación en la pieza separada del caso Villarejo que investiga los contratos del polémico comisario con Iberdrola, al no apreciar que concurra un daño patrimonial para la Administración. Un favor evidente del Gobierno Sánchez a la eléctrica.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído