La ‘ley feminista’ de Igualdad empieza con pie izquierdo

El abogado de la Manada quiere aprovechar la ley del ‘solo sí es sí’ para lograr una rebaja de penas

La nueva normativa de Irene Montero se estrena con aún más polémica después de que pueda ‘ayudar’ a los cinco presos por la violación de los Sanfermines

Irene Montero y 'La Manada'

Agustín Martínez, el abogado de ‘La Manada’ (grupo de condenados por la violación de Sanfermines) ve en la ley de Irene Montero una oportunidad para reducir las penas de sus clientes.

La ley del ‘solo sí es sí’ impulsada por la ministra de Igualdad, que se buscó vender desde la extrema izquierda como una normativa feminista y revolucionaria, ahora podrá ser la llave judicial para lograr que los cinco presos por la violación de los Sanfermines pasen menos tiempo entre las rejas.

Así lo desvela en exclusiva ‘El Confidencial’ tras conversar con el letrado, quien estudia la opción de aprovechar la ley de Montero para solicitar una revisión de las condenas que permita adelantar la salida de prisión de sus representados.

“Los jueces del Tribunal Supremo fijaron sus condenas en 15 años de cárcel respecto a un mínimo legal de 14 años y tres meses. Con la nueva ley, ese mínimo habría sido más bajo”, precisa el citado diario.

“El debate se centra en que la nueva norma impulsada por el Ministerio de Igualdad acaba con la distinción entre abuso y agresión sexual”, explican.

De ahí que el letrado Agustín Martínez asegure que esperará a que entre en vigor la nueva ley y consultará con las familias antes de dar los primeros pasos. Se prevé que esta norma sea una realidad en las próximas semanas, una vez sea firmada por el Rey y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Burlas a Montero

Fernando Sánchez Dragó, que ya dejó en ridículo a Irene Montero en julio de 2021, volvió a la carga con una irónica publicación en redes sociales burlándose de la ley del ‘solo sí es sí’ promovida desde el Ministerio de Igualdad.

“Esta mañana, al despertarnos, he dicho, bromeando, a mi novia: ‘No es no’. Ella ha respondido: ‘Porfa, porfa’. He rectificado”, ironizó en las redes sociales. El mensaje, como era de prever, generó la indignación de los troles de la extrema izquierda, que fueron en masa a atacarle.

 

El generar el enfado entre los podemitas parece divertir a Sánchez Dragó, que no dudó en presumir (hasta en dos oportunidades) de su buen estado de ánimo: “Reconozco que hoy me he levantado algo chuleta. Motivos tengo para ello”.

 

Incluso, desveló el motivo: disfrutar “estoqueando” a la extrema izquierda: “Hoy estoy de excelente humor. Los woke han embestido como becerrillos a las muletas que he desplegado aquí. Estoquearlos ha sido un placer. Puerta grande”.

 

Para aumentar el resquemor de sus adversarios, Sánchez Dragó les hundía el dedo en la llaga: “Mi tuit de esta mañana sobre el ‘no es no’ ha resultado ser un eficaz instrumento antropológico. Ya lo sabía, claro, pero he comprobado que Ortega tenía razón al decir que el pecado nacional de nuestros compatriotas es la envidia y que también la llevaba González Ruano…”.

A lo que agregó: “…al sostener que la mala leche característica de no pocos españoles obedece a la sospecha de que el vecino (en este caso yo) folla más que ellos. Me he hinchado a bloquear tipejos envidiosos y frustrados, casi todos ellos varones. Ha sido una jornada muy entretenida”.

 

Ante la oleada de insultos y amenazas, el escritor lanzó un mensaje que les dejó de piedra por dejarles retratados: “¡Qué malas personas son los buenistas!”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído