José Cavero – Un congreso sin corbatas

MADRID, 4 (OTR/PRESS)

Con toda probabilidad, y una vez que los ministros Sebastián y Corbacho han abierto la veda de acudir sin corbata a comparecencias públicas, este 37 Congreso socialista que se desarrolla este fin de semana, será el del «sincorbatismo», sobre todo, si tenemos en cuenta la afición del propio Zapatero a desprenderse de esa prenda en sus actividades del fin de semana.

El PSOE, además, abrirá la puerta a otras cuestiones de mucha mayor trascendencia: El voto de los inmigrantes, la eutanasia, la extensión de las sedaciones y cuidados paliativos.

En cada una de estas cuestiones será preciso comprobar el grado de apertura que haga el partido gobernante que, en todo caso, parece tener el propósito de marcar pautas que lo distingan del otro gran partido, el conservador PP.

El PSOE es probable que reelija a sus tres primeros cargos, los de Zapatero, Chaves y Blanco, y que a continuación designe a tres mujeres con las máximas responsabilidades.

De entrada, se da por hecho que el Congreso socialista aprobará una propuesta para que se conceda el derecho de voto en las elecciones municipales a todos los inmigrantes cuyos países de origen mantengan o establezcan un acuerdo de reciprocidad.

De este modo, cerca de millón y medio de extranjeros residentes en España dispondrían de los mismos derechos que ya tiene otro millón y medio de residentes procedentes de otros países de la UE.

Nadie duda de que esta ampliación de derechos supondría un fuerte impulso a la integración de los inmigrantes, pero también se sospecha que los socialistas pretenden ampliar su propio voto, particularmente en ciudades en los que no terminan de obtener la hegemonía, como Madrid o Valencia.

Suponen en el PSOE que en su mayor parte, los inmigrantes darán su apoyo al programa socialista, que ha tenido con ellos más consideraciones que en el programa a menudo incluso calificado de xenófobo del partido opositor. Pero eso está por ver…

El Congreso tiene otros asuntos probables, que podrían suscitar mayor controversia, dentro y fuera del partido. José Blanco ha anunciado avances en laicidad, aborto y garantía de una muerte digna.

En el caso del derecho a la muerte digna, parece haber sido una materia promovida por Zapatero por considerar que existe demanda social para su regulación.

La muerte digna, el testamento vital, la sedación paliativa, la retirada de tratamientos…, serán cuestiones de este debate anunciado. En cuanto a la posible ampliación del aborto, proclama Ramón Jáuregui, ponente del Congreso, que sólo se harán cambios «si hay consenso».

Por lo que se refiere a los anunciados «avances en laicidad», viene siendo una reclamación de algunos sectores del partido y de áreas de opinión pública a las que parece excesiva la injerencia de las doctrinas episcopales.

En esta materia puede encajar el propósito de potenciar la defensa de la Educación para la Ciudadanía, frente a la creciente resistencia del PP y de los centros educativos próximos a la Iglesia o con profesorado afín al Episcopado.

¿Hablarán los socialistas de economía, y más concretamente, de la crisis económica actual? Cabe suponer que asunto de tanta envergadura no estará ausente del debate del primer partido de la nación, y partido gobernante.

La ponencia marco no habla de la crisis ni de cómo enfrentarla, aunque sí defienda las energías renovables con rechazo de la energía nuclear, un mercado laboral flexible con seguridad para los trabajadores, la liberalización de los mercados…

Pero sería escandaloso que asunto de tan amplia preocupación, la crisis propiamente dicha, no se abordara.

JOSE CAVERO

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído