Andrés Aberasturi – El comunicado


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Existe, como en todo texto escrito, un estilo y un fondo en eso que hemos dado en llamar «comunicados» donde quien sea, una persona física, jurídica, incluso una organización ilegal, explica su punto de vista sobre un hecho sin posibilidad alguna de réplica o diálogo: se escriben una líneas o unos folios y se hacen llegar a la opinión pública de la forma que sea.

En general los comunicados políticos están redactados con un estilo muy peculiar, lleno de tópicos y abundando en exceso en la demagogia. Suelen ir adornados, además, por unos ribetes de grandilocuencia que los hacen aun más penosos y para colmo, al final estos comunicados no se escriben para comunicar nada sino para adoctrinar mucho.

Los que puntualmente hace llegar la banda terrorista ETA, responden a este patrón antes descrito con dos agravantes de muy distinto valor: desde un punto de vista más frívolo, el lenguaje que utilizan es como el de los años 60, tan pasado de moda que no parece que nadie ya pueda expresarse así. El segundo agravante es dramático: se aprovecha el comunicado para hacerse cargo de los últimos atentados y, cuando los hay, de los últimos asesinatos para los que se utilizan eufemismos casi siempre pseudo militares.

El ultimo comunicado de ETA insiste, de entrada, en declararse «organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional» que no suena mal salvo lo de «socialista» -que no lo es, a no ser que confundan socialismo con el peor stalinsmo- y lógicamente lo de «liberación nacional», pero la autodefinición cumple con la grandilocuencia exigida.

Otro caso curiosos en los comunicados de ETA es que siempre se incautan de todo el pueblo vasco y así afirman sin mayores problemas: «desde que adoptamos la decisión de liberar Euskal Herria, hemos llevado a cabo un largo y duro camino de lucha, siempre en contra de los Estados que nos tienen como pueblo subyugado».

Queda bien, claro, demagógico y una vez más grandilocuente, pero ¿cuándo ha dicho Eukal Herría toda que quiere ser liberada por ellos a base de tiros en la nuca? Y sobre los estados que les tienen «subyugados», las extorsiones, los atentados, los secuestros y los asesinatos (que es lo que ellos llaman «lucha») han sido sólo contra un estado, el español, porque han tenido buen cuidado de llevarse lo mejor posible con Francia que, desde luego, actuaría con bastante menos tolerancia que el garantista y harto ya estado español.

Podríamos seguir con el análisis, pero no hay espacio. Sólo la perla final que motiva en parte el comunicado: seguirán atentando contra las empresas del tren de alta velocidad porque ellos defienden «a la Madre Tierra».

Es tan retrógrado, tan bananaro, tan… absurdo el planteamiento, que al final alguien debió de decir que iban a quedar como unos paletos y entonces no se les ocurre mejor idea que advertir que, en todo caso, cuando ellos hayan ya liberado Euskal Herría, se plantearán el tema de la alta velocidad. Ello si, el resto, no, como siempre.

Andrés Aberasturi.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído