Rafael Torres – No hagan deporte


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

Si el deporte fuera saludable, lo sería, como es lógico, para el que lo practica, no para el que lo ve sentado en la grada o repantingado en el sofá de su casa, y se daría incluso la circunstancia de que cuando se practica mucho, cual ocurre en Pekín últimamente, serían muchísimos los perjudicados grandemente en su salud, al permanecer los cientos de millones que lo contemplan inmóviles ante el televisor, cuando no acompañándose de cervezas, refrescos, licores y chucherías grasientas. Sin embargo, la realidad pudiera muy bien ser otra: que el deporte fuera muy malo para la salud, y que quien lo contempla impávido, sedentario, se librara, por no practicarlo precisamente, de sus más funestas consecuencias para el organismo.

Que el deporte es malo podría constatarse en el sufrimiento, bien visible, de quienes lo practican, siempre al borde del colapso por someter al cuerpo a excesos, volatinerías y torsiones para las que no está diseñado, pero lo peor no es visible, pues pertenece a la esfera de la química que nos habita: los radicales libres, esa cosa que nos oxida, nos enferma, nos envejece y que acaba llevándonos al otro mundo, y que el ejercicio desmesurado (el deporte es ejercicio desmesurado y, lo que es peor, sin objeto) genera en cantidades industriales. Lógicamente, el que disfruta machacándose, quedándose bajito para toda la vida o desarrollando unas espaldas de armario de tres cuerpos, no hará caso de eso y seguirá disfrutando y sufriendo porque le da la gana, pero quien segregar barriga, colesterol y sentimientos de culpa por no moverse, respire aliviado, pues lo suyo es baladí al lado de lo que les pasa a los deportistas.

Al contemplador televisivo de los JJ.OO. no le ha traicionado, como a los pobres atletas, el instinto de supervivencia, y lo único que, para no ponerse gordo como un zurullo, haga cosas normales: el amor, andar, regar los tiestos, nadar un poco y, como mucho, montar en bicicleta.

Rafael Torres.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído