José Cavero – Los magistrados terminan su mandato.


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

Los magistrados del Conseho general del Poder Judicial y los del Tribunal Constitucional que debieron haber sido relevados hace tiempo, parece que están determinados a terminar las tareas que han tenido so re la mesa en los últimos meses, y hasta en los últimos años.

Por lo que se refiere al CGPJ, Y en concreto, a su presidente y presidente del Supremo, Francisco José Hernando, ha completado la otra ilegalización pendiente, la del PCTV, tras haber decidido hace un par de días la de ANV, la otra «franquicia» Batasuna.

No es que haya decidido «en horas veinticuatro», que eso hubiera sido increíble y nada fiable después de tan largo estudio y consideraciones…, sino que le ha dado los últimos retoques y ha efectuado las votaciones finales en estas últimas fechas. La decisión sobre el PCTV como la de ANV tiene una ventaja y predicamento favorable: el hecho de que se haya adoptado por la unanimidad de todos los magistrados pertenecientes a la famosa «Sala del 61» del TS.

Concluidas estas dos decisiones, y sólo a la espera de conocer con detalle los argumentos de la sentencia propiamente dicha, no parece que quepa esperar de este presidente del TS y del CGPJ otra decisión sobre la mesa del Supremo, la relativa a las objeciones que otros jueces territoriales vienen aceptando sobre la asignatura Educación para la Ciudadanía, y que están entorpeciendo el comienzo de este curso escolar. Pero con toda probabilidad, ésa será tarea del sucesor de Hernando.

En materia de ilegalización del PCTV, como en el de ANV, el Supremo ha argumentado la similitud de sus estructuras y de su acción política con las de Batasuna, así como la ambigüedad y resistencia del PCTV a condenar sin ambigüedad los atentados de ETA. Ahora queda por saber hasta dónde pretende ir la sentencia, conocida la resistencia de PNV, EA y hasta Esker Batua, así como del presidente de la Cámara y la mesa misma del Parlamento vasco, para expulsar del parlamento al grupo antecesor del PCTV

También se nos ha explicado la razón de la insoportable tardanza que los magistrados del Tribunal Constitucional vienen registrando sobre los recursos contra el Estatut catalán, los primeros de julio de 2006, hace dos años y pico.. El TC justifica tal retraso «en la elevada carga de trabajo» acumulada, y por haber tenido que resolver otros recursos. Entre ellos, cabe recordar, el que hace unos días resolvía contra la Ley de Consulta del parlamento Vasco y del lendakari Ibarretxe sobre la consulta que éste pretendía llevar a cabo en octubre, resolución en la que muchos han visto, o han querido ver, indicios suficientes sobre por dónde irá el propio TC en materia de Estatut: Contra el empleo del término «nación catalana» y del «bilateralismo Nación española-Nación catalana» que el Estatut pretende.

Pero da la sensación de que, pese a las presiones de la opinión pública, los magistrados pueden aún tardar. Recuérdese que se había previsto que sería «regalo navideño»… ¿Lo obligará a anticipar la pendiente renovación de cinco magistrados del Constitucional, o habremos de esperar a «que le toque el turno» para terminar con tantas dudas como las que llevamos pendientes desde hace más de dos años?

José Cavero.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído