Julia Navarro – Escaño Cero – Las verdades de Corbacho


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

Nunca he hablado con el ministro Corbacho, no le conozco más allá de verle en los «pasillos del Congreso», o en los informativos de cualquier televisión, aunque la verdad sea dicha, no sale mucho en los medios. Sin embargo, tengo que reconocer que entre los miembros del Gobierno el ministro Corbahco me parece de los más solventes y serios.

Corbacho es un político, claro está, pero a veces se permite decir en voz alta lo que piensan la mayoría de los ciudadanos y así resulta políticamente incorrecto para horror de sus propios compañeros de gabinete y ya se ha llevado alguna que otra bronca precisamente por su sinceridad y su sentido común.

En unas recientes declaraciones, el ministro de Trabajo ha manifestado que «es una barbaridad que alguien se jubile a los 48 o a los 52 años», y la verdad es que no puedo estar más de acuerdo, al igual que lo estoy con otra declaración suya :»el ERE no puede ser una fórmula para jubilar a los mayores y fichar a jóvenes con menos salario».

Y es que desgraciadamente eso es precisamente lo que viene pasando en nuestro país en los últimos años, y para colmo el Gobienro ha sido impulsor de esa política sucida que supone descapitalizar a la sociedad mandando a la jubilación a personas en la plenitud de su vida profesional.

Por no ir muy lejos tengo una legión de amigos de RTVE a los que han mandado a casa. Muchos de ellos ustedes les conocen porque sus rostros y sus voces eran habituales en la pequeña pantalla y en la radio. Ahora son jubilados de lujo que han sido sustituidos por otros más jóvenes. Es decir al final somos los controibuyentes los que estamos pagando unas jubilaciones anticipadas e innecesarias. Eso por no ir más lejos. Pero el quid de la cuestión es que muchas empresas lo que hacen es jubilar prematuramente a sus empleados para contratar jóvenes a los que se les paga menos y a los que se les ofrece unas condiciones de trabajo peores de las que tenían a los que llegan a sustituir. Naturalmente, esto se hace porque la ley lo permite, e insisto, el gobierno Zapatero lo ha fomentado con una frivolidad increible, vendiendo que lo de ser jóven es un valor en sí mismo y no una circunstancia y como tal pasajera.

Es evidente que cualquier empresa necesita jóvenes pero es igual de evidente que es necesaria la experiencia, la solidez que dan los años, porque hay conocimientos que solo se adquieren con el tiempo. Celestino Corbacho parece que tiene claro, y así lo ha dicho, que es una barbaridad mandar a la jubilación a los cincuentones y aprovechar esto para fichar a jóvenes a los que se paga menos, ahora solo le queda cambiar la filosofía que ha anidado hasta ahora en el Gobierno Zapatero.

Julia Navarro.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído